Ejemplos ?
Dolores, que no tenía seguramente mal corazón, tornó a ocultar el pie bajo la falda, y continuó: -Pos sí, esta noche hay una miajita de argo en ca de la Tururú en celebración de su empalme con Joseíto el Azúcar.
-¿Y cómo te vas a venir conmigo, chiquilla, cómo te vas a venir conmigo, si yo he venío a caballo? -exclamó Paco sin poder casi ocultar la alegría que se le desbordaba en el alma.
-Dios te los de mu güeenos -repúsole ésta devolviéndole al par la cariñosa ofrenda y sin poder ocultar la vaga inquietud que sentía.
Aumentó la lluvia, y cayó al fin como si la echaran a cántaros, paró toda el agua con su espada, y permaneció hasta el fin, mojándose tan poco como si hubiera estado a cubierto dentro de un cuarto. Viendo esto el padre, no pudo ocultar su asombro.
Me pidió que le relatara algunos episodios tempranos de mi vida, y escuchó atenta, casi conteniendo la respiración, todas las palabras de lo que le narré. No oculté nada, porque entendía que no tenía derecho a ocultar nada a su confiado afecto.
—Entonces, "mon ami", tienes que vencer, por amor a tu Eugenia, ese ligero defecto que acabas de confesar, esa debilidad más moral que física, que no calza con la nobleza de tu espíritu, que es incompatible con la sinceridad de tu carácter, y que si alcanzara mayor incremento, tarde o temprano podría causarte un serio disgusto. Por amor a mí, debes vencer esa afectación que te inclina a ocultar el defecto de tu vista.
1.° El Guardia Civil, cuando se halle destinado al servicio de los caminos reales o carreteras, los recorrerá frecuentemente y con mucha detención, reconociendo a derecha e izquierda de los parajes que ofrezcan facilidad de ocultar alguna gente sospechosa.
Juan Gutiérrez de la Concha, y otros de la ciudad de Córdoba, para dividir las provincias, separar las unidas á la capital, dislocar estas de su dependencia, para arrastrarlas al vireinato de Lima, ocultar á los pueblos la verdad de los hechos importantes á su conocimiento...
Que Artigas no actuó – según creemos – en el Congreso y sí, solamente ante él, para ser oído y como ejemplar conductor y ejecutor de la “voluntad soberana de los pueblos”, se deduce – inequívocamente para nosotros – no solo del hecho negativo de que nadie le otorgó al efecto poderes de Representante sino también y muy esencialmente – del positivo, que acusa la intención y tono de su admirable pieza sobre la cual no pasará nunca el tiempo a pesar de correr sin término - advertirá a cada momento que el jefe oriental, sin ocultar, desde luego, sus personales opiniones sobre cada tópico de los en ella considerados, se remite sin vacilar a lo que al fin resultará sobre los mismos un Cuerpo que no podría integrar.
En los cristales de una ventana vi temblar el reflejo de muchas luces, y el presentimiento de aquella desgracia que las monjas habían querido ocultar, cruzó por mi alma con un vuelo sombrío de murciélago.
Pero no, continuemos el camino que da espléndido justificativo general a las inducciones y deducciones que formulé en los capítulos anteriores. Dice Núñez a renglón seguido: “Pero yo no debo ocultar a V.E.
Después, el 10 de abril, la Junta lee y aprueba el manifiesto dirigido a la ciudadanía para noticiarle complacida “ que ya tiene Constitución ” y dícele allí, ponderativa y doctoral, sin poder ocultar su desvinculación y extranjería con el pasado artiguista y el presente de Lavalleja: “Ya era tiempo que nos presentásemos ante el mundo de un modo digno, y que así como desgraciadamente fuimos el escándalo de los pueblos (¿Será porque combatimos contra la opresión?), ahora serviremos de ejemplo para aquéllos que hoy son tan desgraciados (se alude a las Provincias que habíanse negado a “pasar” por la constitución unitaria) como fuimos nosotros.