Octaviano

(redireccionado de octaviana)

octaviano, -na

 
adj. Relativo a Octavio César Augusto.

Octaviano

 
Nombre tomado por Octavio (Augusto) después de su adopción por Julio César.
Traducciones

Octaviano

Ottaviano
Ejemplos ?
Contando también con el apoyo de sus tías Elena Josefa y Juana Octaviana Cotera Calzada, María Cortines logró sacar adelante a su familia.
Su abuelo lo registró un par de semanas más tarde, el 12 de enero de 1890, mientras que su madre y algunas amigas tardaron más de medio año para bautizarlo, el 8 de junio, siendo sus padrinos su tía Octaviana Cotera y su esposo Benito Pendás Escalada.
Al notario Ramírez Govea entregó su último escrito que decía: Para la Fundación Cotera-Ruiz Cortines, creada el 2 de enero de 1968 y llamada así en honor a sus tíos Elena, Gabriel y Octaviana Cotera Calzada, quienes lo protegieron en su niñez; dejó la cantidad de $300,000 pesos.
Posterioremnete en la Tercera Guerra Civil, Boco II apoya a Octavio frente a Marco Antonio, en cambio su hermano apoya a éste. Tras la victoria octaviana, Boco II reunifica de nuevo Mauretania.
Augusto fundó la Biblioteca Octaviana y la Bibliioteca Palatina, y Trajano la Biblioteca Ulpia (cuyo primer bibliotecario fue Gayo Meliso, y que era gigantesca -18.000 metros cuadrados, incluyendo dos templos dedicados a Júpiter y a Juno y salas de usos múltiples-).
dirigió la flota octaviana contra Sexto Pompeyo, que había tomado el control de Sicilia y desde ahí saqueaba las costas italianas.
se producen las guerras astur-cántabras que afectan a la población de la provincia, debido a que asiste al movimiento de tropas romanas. Durante el mandato de Octavio Augusto la región se encontró libre de conflictos, denominándose la paz octaviana.
Ocaña Torres  Nº 2.- El afloramiento paleontológico de "Los Pastores", Algeciras José M. Valenzuela Tello • Año 1994:  Nº 3.- Octaviana de Gades en Baelo Claudia Luis A.
¡Que nuestros Prosadores, en lugar de afeminarse o enervarse con prosa cortesana y enfermiza, usen la prosa leal y sana, prefiriendo al crepúsculo de las sectas, el día sin nubes de la Razón, viendo más allá del círculo estrecho de familia y patria el horizonte de la Humanidad! No aguardemos la paz octaviana.
¡Que nuestros Prosadores, en lugar de afeminarse o enervarse con prosa cortesana i enfermiza, usen la prosa leal i sana, prefiriendo al crepúsculo de las sectas, el día sin nubes de la Razón, viendo más allá del círculo estrecho de familia i patria el horizonte de la Humanidad! No aguardemos la paz octaviana.
Para la salud del régimen, la hegemonía de Johnny Abbes García coincidió con el desequilibrio psíquico que produjeron en Trujillo las invasiones de Constanza, Maimón y Estero Hondo en el año 1959, hechos en que participaron muchos hijos de familias que habían contribuido a formar su “Era,” y que colaboraron estrechamente con el dictador en los días en que el país gozó con mayor amplitud de esa larga “paz octaviana”.
Juana de la Parra Jimenez (1811-1865), benefactora. Gabino Ortíz Villaseñor (1819-1885), poeta, periodista y político. Octaviana Sánchez Méndez (1831-1906).