ochocentista

(redireccionado de ochocentistas)
Traducciones

ochocentista

ottocentista

ochocentista

ADJnineteenth-century antes de s
Ejemplos ?
Posteriormente, el Marqués de Marianao hizo construir diversos habitáculos y jaulas para albergar los diferentes animales traídos de todo el mundo para su zoo privado, situados en torno al recinto botánico y del mismo estilo que el resto del conjunto arquitectónico, es decir, hechos de piedra calcárea y disimulando el mortero de las juntas con sulfato de hierro, al estilo de los saltos de agua ochocentistas.
Complementa la colección un significativo núcleo de pinturas ochocentistas europeas y de esculturas francesas, destacándose el conjunto de nueve bronces de Auguste Rodin (Torso da Sombra, Bacanal, Gênio do Repouso Eterno) y otras obras de Aristide Maillol, Medardo Rosso, Antoine Bourdelle y Niki de Saint Phalle.
Posteriormente, el Marqués de Marianao hizo construir diversos habitáculos y jaulas para albergar los distintos animales de su Zoo privado, ubicados alrededor del recinto botánico y del mismo estilo que el restante conjunto arquitectónico, o sea, hechos a base de piedras calizas (rocalla), y disimulando el elemento de agarre entre ellas con sulfato de hierro, al estilo de las cascadas ochocentistas.
Por la tarde, se bailan en la plaza de las Cols las "Danses de Vilanova" y Bailes ochocentistas, presentando estos la particularidad de que cada hombre es flanqueado por dos mujeres.
Por la tarde las parejas van a los bailes de las sociedades o a la plaza de las Coles, donde se bailan los tradicionales bailes ochocentistas de las Danzas de Villanueva.
El abad del monasterio de los Padres Olivetani de San Lorenzo en Cremona, Antonio Meli, en 1480 encomendó la tarea de terminar la ornamentación al escultor Giovanni Antonio Amadeo que esculpió otto formelle (paneles), después reutilizados en la catedral en 1813 para adornar dos púlpitos ochocentistas.
Callosa Sábado de luna Ochocentistas Agua de pueblo Caminos y lugares El lugar hallado Una familia de luto Agustina y Tabalet Imágenes de Aitana Aitana, tierna y abrupta; sus cielos, sus abismos, sus resaltos, sus laderías; todo eso, que le afirma el sentimiento de su independencia y de su libertad, le oprime con la ley de la muerte; todo eso, que le exalta y le recoge con una felicidad tan vieja y tan virgen, y que es como es por nuestro concepto, por nuestro recuerdo, por nuestra lírica, ha de seguir sin nuestra emoción, sin nuestros ojos, sin nosotros.
Numerosos viajeros extranjeros recogieron sus impresiones sobre la población, gracias a tan privilegiado emplazamiento, sobre todo a partir del primer cuarto del XIX, y los más audaces bandoleros ochocentistas tuvieron puestas sus miras en la comarca lindante.