obtuso


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con obtuso: obcecado, romo, discurrir

obtuso, a

(Del lat. obtusus.)
1. adj. Que no tiene punta las tijeras para niños suelen ser de punta obtusa para que no se corten. romo
2. Que comprende con dificultad y lentitud no entiendo nada, hoy estoy obtusa. tardo, torpe
3. GEOMETRÍA Se aplica al ángulo mayor de 90o y menor de 180o.

obtuso, -sa

 
adj. Romo, sin punta.
fig.Torpe, tardo de comprensión.
geom. V. ángulo obtuso.

obtuso, -sa

(oβ'tuso, -sa)
abreviación
que es lento en el pensar empleado obtuso
Sinónimos

obtuso

, obtusa
adjetivo
2 torpe, tardo, lerdo, rudo, tupido, cazurro (col.). agudo, listo.
Tupido se aplica al entendimiento y los sentidos.

obtuso:

romodespuntado, mocho, mellado, chato,
Traducciones

obtuso

blunt, dull, obtuse

obtuso

stumpf

obtuso

Stompe

obtuso

obtuso

obtuso

ป้าน

obtuso

ADJ
1. (= sin punta) → blunt
2. (Mat) → obtuse
3. (de mente, entendimiento) → obtuse

obtuso-a

a. obtuse;
1. lacking mental acuity;
2. [filo] blunt, dull.
Ejemplos ?
Saccheri probó algunos resultados de lo que serían las nuevas geometrías donde por ejemplo, señaló que las hipótesis del ángulo recto, obtuso y agudo equivalen respectivamente a suponer que la suma de los ángulos interiores de un triángulo es igual, mayor y menor que dos rectos.
El trabajo realizado por la fuerza mathbf F durante un desplazamiento elemental de la partícula sobre la que está aplicada es una magnitud escalar, que podrá ser positiva, nula o negativa, según que el ángulo theta sea agudo, recto u obtuso.
Lema elíptica, con 5 nervios, truncada; la de la flor inferior mútica o aristada; la de la flor superior generalmente aristada; arista dorsal o subterminal, geniculada o curvada. Callo obtuso y corto.
Espiguillas comprimidas lateralmente, carinadas, con 2-10 flósculos bisexuales, el más superior reducido; desarticulación arriba de las glumas y entre los flósculos; glumas más cortas que las espiguillas, 1-nervias, carinadas, la inferior más corta a casi tan larga como la superior; lemas membranáceas, 3-nervias, el ápice obtuso a 2-lobado, aristado o sin aristas; páleas más cortas que las lemas, 2-carinadas; lodículas 2; estambres 2 o 3; estilos 2.
Estas orquídeas tienen una inflorescencia de 1 a 6 flores pequeñas con brácteas florales lanceoladas. Los sépalos oblongos poseen tres venas y un apéndice obtuso.
Las hojas, simples, de 1,5-7 por 0,8-2 cm, son entre lanceoladas y oblongas, opuestas o subopuestas –en ramas jóvenes– o bien reunidas en fascículos alternos o subopuestos, caducas, subcoriáceas, lustrosas por el haz, glabras, de un verde amarillento, atenuadas en corto pecíolo con un ápice obtuso, a menudo redondeado –por excepción emarginado–, con glándula terminal (nectario) poco evidente.
Pétalo en cuña en la base luego ovoide, elíptico-ovoide u obtuso. Labio trilobulado, unido en el lado derecho con la base de la columna con un rabillo pequeño.
Steerforth) que el chico más obtuso de la escuela; que hacía muchos años había sido comerciante en vinos en Boroug; que había emprendido el negocio de la escuela después de hacer bancarrota en los vinos, y que si al fin había conseguido salir adelante era gracias al dinero de mistress Creakle.
Cuando una línea recta se levanta sobre otra formando ángulos adyacentes iguales, cada uno de ellos se denomina ángulo recto y la primera línea se dice perpendicular sobre la que se levanta. Un ángulo obtuso es un ángulo mayor a uno recto.
En los triángulos obtusángulos, el cuadrado del lado opuesto al ángulo obtuso es mayor que los cuadrados de los lados que comprenden el ángulo obtuso en dos veces el rectángulo comprendido por un lado de los del ángulo obtuso sobre el que cae la perpendicular y la recta exterior cortada por la perpendicular, hasta el ángulo obtuso.
Por otra parte, aquél que es preguntado si lleva cuernos, no es tan tonto que se toque la frente y se palpe, ni tan inepto u obtuso que a fuerza de sutilidades puedas persuadirlo.
El muchacho animoso, de inteligencia despierta y corazón ardiente —de quien tan orgulloso se mostraba el padre cuando lo veía jinetear un caballo cerrero y desenvolverse con destreza y aplomo en medio de los peligros del trabajo de sabanas, digno de aquella raza de hombres sin miedo que había dado más de un centauro a la epopeya, aunque también más de un cacique a la llanura, y en quien, con otros conceptos de la vida, cifraba tantas esperanzas la madre, al oírlo expresar sentimientos e ideas reveladoras de un espíritu fino y reflexivo—, se volvió obtuso y abúlico; se convirtió en un misántropo.