obstinado

(redireccionado de obstinada)
También se encuentra en: Sinónimos.

obstinado, a

(Del lat. obstinatus.)
1. adj. Que se obstina y no cede ante las amonestaciones y los argumentos. terco, testarudo
2. Que es tenaz y perseverante es obstinada y hace lo que se propone. constante

obstinado, -da

 
adj. Terco, porfiado.

obstinado, -da

(oβsti'naðo, -ða)
abreviación
1. persona que mantiene firme una postura sin considerar otra posibilidad La gente obstinada es muy terca.
2. característica que denota obstinación un esfuerzo obstinado
Sinónimos
Traducciones

obstinado

obstinado

obstinado

umíněný

obstinado

stædig

obstinado

itsepäinen

obstinado

obstiné

obstinado

tvrdoglav

obstinado

頑固な

obstinado

완고한

obstinado

halsstarrig

obstinado

hardnakket

obstinado

uparty

obstinado

envis

obstinado

ดื้อดึง

obstinado

inatçı

obstinado

ngoan cố

obstinado

倔强的

obstinado

ADJobstinate, stubborn

obstinado-a

a. obstinate, headstrong, opinionated, stubborn.
Ejemplos ?
El Provisor, poniendo cara de Padre Eterno melancólico, contestaba que por su parte no habría inconveniente, siempre que la excomulgada se aviniese a pagar multa de doscientos pesos (la mosca por delante), y que el Arcediano se allanase á perdonar á su ofensora. Dios y ayuda costó conseguir lo último del doctor Rivadeneira, después de tres días de obstinada resistencia.
DOÑA ANA Tan ciega, tan obstinada fue su pasión que, por ver si podía merecer que le oyese, a una crïada con dádivas granjeó, que mi ruina vino a ser.
Y Sócrates no había dicho que él no creyese en todo aquello, aunque tampoco afirmaba la realidad de lo descrito con la obstinada seguridad de un fanático; pero esto no era de extrañar en quien, aun respecto de las propias ideas, como las que había expuesto para defender la inmortalidad del alma, admitía con abnegación de las ilusiones y del orgullo, la posibilidad metafísica de que las cosas no fueran como él se las figuraba.
MUJER 1 Callar y sufrir y padecer! BORJA Pues tan obstinada estáis, (Cantando.) ¡Forzada de la honra, a remar, a remar! TODOS ¡Forzada de la honra, a remar, a remar!
El ánimo plebeyo y abatido elija en sus intentos temeroso primero estar suspenso que caído; que el corazón entero y generoso al caso adverso inclinará la frente antes que la rodilla al poderoso. Más triunfos, más coronas dio al prudente que supo retirarse, la fortuna, que al que esperó obstinada y locamente.
Y era de ver, entonces, el alborozo ante las fantasías ornamentales de la mujercita y el entusiasmo que levantaba la obstinada colección de víboras del nene.
Ahora ya ella no quiere: tú también, impotente, no quiere, ni lo que huye sigue, ni triste vive, sino con obstinada mente soporta, resite.
"Al cabo, al cabo, Clori, tu obstinada ingratitud me causará la muerte; mi historia en esos árboles grabada dirá entonces que muero por quererte; tantos de quienes eres adorada leerán con pavor mi triste suerte; nadie entonces querrá decirte amores, y execrarán tu nombre los pastores.
Los conatos de alegría, natural en la juventud, se estrellaban contra aquella amargura silenciosa y obstinada, aquel temblor de labios que delataba la interior congoja.
El promontorio que Éolo sus rocas candados hizo de otras nuevas grutas para el Austro de alas nunca enjutas, para el Cierzo espirante por cien bocas, 450 doblaste alegre, y tu obstinada entena cabo lo hizo de Esperanza Buena.
La conquista y población de esta parte de la provincia de Venezuela estuvo cometida desde 1530 a varios españoles, que obtenían en este punto de la América, teatro por muchos años de las más sangrientas disensiones civiles entre los españoles, y de la más obstinada resistencia por los naturales, sin haber podido conseguirse otro establecimiento, que el que bajo el nombre de Santiago de los Caballeros planteó y tuvo que abandonar en 1552 Diego de Cerpa, asesinado después con su sucesor Juan Ponce por los indios cumanagotos.
Pedro, exasperado por su obstinada negativa, insistió inflexible en su determinación, y la pobre flor de las ruinas cedió al fin con violenta repugnancia y profundo dolor, fijando para complacer a su amante un determinado día.