obsesivo

(redireccionado de obsesivas)

obsesivo, a

1. adj. Que obsesiona tiene una idea obsesiva.
2. SICOLOGÍA Que tiende a obsesionarse es una persona obsesiva.

obsesivo, -va

 
adj. Relativo a la obsesión.

obsesivo, -va

(oβsesi'βo, -βa)
abreviación
1. persona que es propensa a tener ideas fijas personalidad obsesiva
2. idea, deseo que impone una idea fija manía obsesiva
Traducciones

obsesivo

obsessive

obsesivo

obsédant

obsesivo

obsessive

obsesivo

obsessive

obsesivo

الهوس

obsesivo

OBSESSIVE

obsesivo

强迫

obsesivo

強迫

obsesivo

אובססיבית

obsesivo

ADJobsessive
Ejemplos ?
Debo, pues, afirmar que los sueños poseen realmente un significado, y que existe un procedimiento científico de interpretación onírica, a cuyo descubrimiento me ha conducido el proceso que sigue: Desde hace muchos años me vengo ocupando, guiado por intenciones terapéuticas, de la solución de ciertos productos psicopatológicos, tales como las fobias histéricas, las representaciones obsesivas, etc.
Asimismo, habremos de ver que en la formación de representaciones obsesivas y de fobias desempeñan principal papel análogas interpretaciones erróneas, dentro siempre de la misma personalidad psíquica.
La tentativa de explicación que tanto me impresiona, si he de atribuirla a la elaboración onírica, no es original, sino copiada de la neurosis de uno de mis pacientes: Ya en otro lugar he relatado el caso de un individuo de gran cultura y extremadamente bondadoso que, después de la muerte de sus padres, comenzó a acusarse de experimentar tendencias homicidas, atormentándose con las medidas de precaución que se veía obligado a tomar para no hacerse reo de un crimen. Era éste un caso de graves representaciones obsesivas con plena conservación del conocimiento.
La palabra, como punto de convergencia de múltiples representaciones, es, por decirlo así, un equívoco predestinado, y las neurosis (fobias, representaciones obsesivas) aprovechan, con igual buena voluntad que el sueño, las ventajas que la misma les ofrece para la condensación y el disfraz.
Desde luego, como ya lo demostraremos, el sueño no puede pretender análoga importancia práctica; pero tanto mayor es su valor teórico como paradigma, al punto que quien no logre explicarse la génesis de las imágenes oníricas, se esforzará en vano por comprender las fobias, las ideas obsesivas, los delirios, y por ejercer sobre esa estos fenómenos un posible influjo terapéutico.
Erzefilisch - erzae - (erzieh) -(erzifilisch).» Los productos verbales del sueño son muy semejantes a los de la paranoia, que aparecen también en la histeria y en las representaciones obsesivas.
898-9 PREFACIO A LA PRIMERA EDICIÓN (1900) AL proponerme exponer la interpretación de los sueños no creo haber trascendido los ámbitos del interés neuropatológico, pues, el examen psicológico nos presenta el sueño como primer eslabón de una serie de fenómenos psíquicos anormales, entre cuyos elementos subsiguientes, las fobias histéricas y las formaciones obsesivas y delirantes, conciernen al médico por motivos prácticos.
En una análoga hipótesis se halla basada, por ejemplo, la explicación que Meynert intentó dar de las representaciones obsesivas por medio de la famosa comparación de la esfera del reloj, en la que resaltan algunas cifras impresas en mayor relieve.
Si de este estado de cosas hemos, de deducir alguna conclusión, será, por lo demás, la prueba de que nos es posible desarrollar las más complicadas funciones intelectuales sin intervención ninguna de la consciencia, cosa que cualquier psicoanálisis de un histérico o de una persona con representaciones obsesivas tenía que demostrarnos igualmente.
De esta manera puede darse vinculada a enfoques ligeramente delirantes de tipo paranoide o a neurosis declaradamente histéricas u obsesivas.
Por una parte, en la nosografía psicoanalítica designa una clase o tipo entre las «psiconeurosis» y en este sentido, incluye al grupo que conforman la histeria (tanto la histeria de angustia como la histeria de conversión) y las neurosis obsesivas, diferenciándolas de un segundo grupo constituido por las neurosis de tipo narcisista.
Después de escribir Beebo Brinker, Bannon dijo que la energía para escribir sobre sus personajes la había abandonado, pero que se hizo tan buena con sus "fantasías obsesivas" que incluso después de que los libros estuvieran acabados continuó viviendo de manera interna, lo cual sospechó que afectó a sus relaciones posteriores.