Ejemplos ?
Más que de ciencia y de suficiencia, tenía necesidad de dinero, para obsequiar á cada miembro del claustro lo que se llama- ba la propina de ave y confitura.
Tanto las Cámaras, como la Suprema Corte de Justicia, se han servido obsequiar la invitación del Ejecutivo, nombrando ya sus representantes.
¡Alma mía! Para desenojarla tuve que obsequiar, no rejal- gar sino bizcochuelos á Michito, pasarle la mano por el sedoso lomo, y...
Padre: antes morir yo también que convivir con mis mayores enemigos. HERACLES Ya se ve; este hombre no quiere obsequiar a su padre moribundo.
Dó la? ¿Dónde está ella? Dolioso. Dolorido, pesaroso. Donear. Cortejar, obsequiar. Donear. Vencer. Doneguil. Agraciado. Doñeador.
Recordó el sujeto que la Pascua se aproximaba y que para entonces tenía compromiso de obsequiar esa fruslería a una chica que lo traía engatusado.
Entre ceja y ceja clavósele al cura la idea de que el indio había sido el demonio en carne y hueso, y por ende regalo del infierno el oro y plata gastados en obsequiar al visitador y su comitiva.
El Ogro se puso de nuevo a beber; y muy satisfecho porque tenía carne fresca con que obsequiar sus amigos, apuró una docena de vasos más que de costumbre, exceso que le puso algo alegre obligándole a acostarse.
Entusiasmado con la muchacha estaba tallándole de lo lindo, cuando, de repente, al volver con un vaso de ponche para obsequiar a la prenda, encontré el asiento ocupado por aquel guapetón de los demonios.
Carbón las seguía con los ojos tiernamente, discurriendo qué podría serlas agradables, dónde encontraría flores para juntar un ramilletito y obsequiar a aquellas criaturas de distinta especie que él, destacadas sin duda del coro de los ángeles, puesto que eran blancas y rubias y de labios diminutos, ¡de un carmín tan lindo!
Y aunque sus potros lo montan y usan sus armas, y van a todas partes con él, de él dejándose obsequiar, ni interés sospecha en ellos, porque de él es incapaz, ni sus frases, con sus obras pondera en balanza igual.
El 22 de junio último, el Gobierno de El Salvador se dirigió al de México, comunicándole que, como un tributo de simpatía y consideración al Gobierno de México, había resuelto obsequiar a la Legación de México un terreno de las dimensiones y linderos que escoja y designe nuestro Representante Diplomático, para construir el edificio de la Legación.