Ejemplos ?
Circula por la vía de servicio de la A-2 pasando el nudo de Canillejas hasta que llega a la intersección con la calle Obenque, que toma girando a la izquierda y entrando en el barrio de la Alameda de Osuna.
Al capitán a bordo del Majestic, George Blagdon Wetcott, le ocurrió algo similar y estuvo a punto de colisionar con el Heureux; tras este incidente, recibió numerosos disparos provenientes del HMS Tonnant. Incapaz de detenerse a tiempo, el foque del barco de Westcott y el obenque del Tonnant se enzarzaron.
Cada obenque tiene su cadena, y cada cadena está determinada sobre el canto de la mesa de guarnición por un anillo, igualmente de hierro, que coge verticalmente una especie de polea que se llama vigota.
El extremo de cada obenque rodea igualmente un motón semejante, y por los ojos recíprocos de estos dos motones pasan los retornos de un cabo que se llama acollador, que sirve para tesar el obenque, y después se arrolla alrededor de este.
En los veleros clásicos, especialmente de aparato redondo y hasta principios del siglo XX, los obenques y similares se tensaban mediante dos vigotas cada uno. Vigota Obenque
Las separaciones verticales entre los agujeros de la regleta fijada en el obenque y las regletas de los cadenotes varían en una décima parte (unos agujeros a 10 mm y los otros a 9 mm; sistema parecido al utilizado en los pies de rey).
De esta manera es muy fácil ajustar el obenque con incrementos de un milímetro (1 mm). Se trata de un sistema muy antiguo. Exceptuando algunos veleros de diseño clásico los yates de crucero suelen usar tensores de rosca, unidos siempre a cadenotes más o menos convencionales.
Cada cadena de obenque termina por su parte inferior en una pata que se llama estribo. Esta se fila y emperna por sus dos extremos sobre la segunda y tercera cinta.
El fiador en posición normal atraviesa la parte superior de las dos chapas. Una regleta con agujeros va montada de forma fija en el extremo inferior del obenque.
El obenque se hace firme al cadenote estirando el seguro e introduciendo la regleta entre las dos chapas (tirantes) del cadenote.
Una vez obtenida la posición (y la tensión) deseada se libera el seguro, quedando el pasador a través de un agujero de la regleta del obenque.
de la Hispanidad En el planeamiento urbanístico se asignaron calles con nombres de naves a la zona sur: Balandro, Batel, Bergantín, Canoa, Carabela, Catamarán, Corbeta, Falúa, Galeón, Galera, Goleta, Góndola, Navío, Noray, Piragua y Velero. Obenque, sin ser nombre de navío sino pieza, se incluyó también dentro de este grupo.