Ejemplos ?
Entertainment Weekly la enlistó en su lista de «lo mejor de» al final de los años 2010, añadiendo: «¿Trasladar un libro querido a la gran pantalla? No hay de que preocuparse.
Para tratar de calmarse Paúl encendió un cigarro, tal vez solo para enfriar los nervios y en ese momento se le acerca una mujer, pidiendo a gritos ser salvada. Y el Oficial le dice “No hay de que preocuparse” ¿No ve que estoy disfrutando un cigarro?
Pero Juan Carlos les recuerda a todos que el embajador del planeta Siluris se enojó y dijo que se vengaría, pero Tulio dice que no hay de que preocuparse, ya que ese planeta está muy lejos y seguramente se les pasó el enojo, todos se relajan y se ríen, pero lo que no sospechan es que en el espacio los silurios están planeando su venganza contra la Tierra y con Tulio...
Lo peor que puede pasar en esta situación es que la persona escape a un lugar seguro, "poniéndose a salvo", y esto es algo que suele hacer voluntaria y conscientemente. En el próximo ataque de pánico, no hay de que preocuparse, los músculos harán lo que solo se decida hacer.