neuma

neuma

(Del gr. pneuma, aire, respiración.)
1. s. m. MÚSICA Signo de notación musical que se colocaba sobre las sílabas del texto en los libros litúrgicos de los siglos viii a xii
2. MÚSICA Grupo de notas de adorno con que solían terminar las composiciones vocales del canto llano y que se vocalizaba sólo con la última sílaba de la última palabra.

neuma

(Del gr. neuma, movimiento de cabeza.)
s. m. y f. RETÓRICA Declaración de lo que se siente o desea por medio de señas, movimientos, expresiones o bien de interjecciones de sentido imperfecto.

neuma

 
amb. ret. Declaración de lo que se siente o quiere por medio de movimientos.
Traducciones

neuma

Neume
Ejemplos ?
1979 (1979) Neuma (1980) Microtono para viola (1980) Horitzo (1980) Croquis (1980) Au revoir, Barocco (1980) Tensión (1981) Trio per archi (1982) Foc d'aucell (1982) Diferencias (1983) Concierto n.º 1 para piano y orquestra (1983).
Algunos de los ofertorios romanos antiguos usaban de forma reiterada un neuma llamado torculus, tales como un patrón repetitivo de las notes re-mi-do.
Barcelona: Noguer, 1980. (EMA;13). Barcelona: Clivis, 1982. (Neuma; 5). Barcelona: Tusquets, 1982. (5 sentidos; 16). Barcelona: Nour Art Thor, DL 1983.
Omar Metoui (ed.) Paniagua, et al., Ritual sufí andalusí, al-Shushtari, Madrid, Neuma, 1998 Omar Metoui (ed.), Paniagua, et al., Dhikr y sama':canto religioso de la cofradía sufí-andalusí al-Shushtari.
Algunas variantes de cristianismo niegan que el Espíritu Santo sea personal, aunque asegurando que puede, en algunas ocasiones, influenciar a las personas. En el Evangelio de Juan, neuma es unido a renacimiento en agua y espíritu que fueran sugeridos para el bautismo.
Definiéndose como el estudio de seres espirituales y fenómenos, especialmente las interacciones entre los humanos y Dios. Neuma Para los estoicos, Dios como espíritu o aliento vital que llena, legisla y dirige el Universo.
Los estoicos distinguieron dos principios en la realidad: una materia (hilé) informe, pura posibilidad y pasividad, y el espíritu (neuma) o soplo que da forma, actualidad y movimiento a la materia.
El neuma se puede entender desde diversas perspectivas: Como naturaleza: origen de todo lo vivo y de todo movimiento; Como poder creador y conformador: da ser e inteligibilidad a las cosas naturales; Como providencia y al mismo tiempo como ley universal: legisla la totalidad de los acontecimientos del mundo y dirige a las cosas hacia su propia perfección; Como inevitable destino: el nacimiento, duración, muerte y modos de ser y comportarse de las cosas está trazado de antemano por el pneuma; religiosamente se identifica con la divinidad, llamada popularmente Zeus; y sobre todo como Logos: como razón que domina en el mundo.
Por su estilo musical más o menos ornamentado, puede clasificarse en accentus, recitaciones litúrgicas estereotipadas basadas en una sola nota (tuba), usadas en las recitaciones litúrgicas del sacerdote; y concentus, cantos propiamente dichos, que según su relación entre palabra y texto se clasifican a su vez en: Silábicos: si canta una sola nota en cada sílaba del texto. Neumáticos: si cada sílaba tiene entre dos y tres notas, generalmente anotadas con un solo neuma.
El uso de un puntillo para prolongar el valor de una nota se remonta hasta el siglo X como mínimo, aunque la cantidad exacta del aumento está en disputa. Para más información véase Neuma.
Se trata de una notación neumática, cuyos signos tienen las mismas características de composición que otros tipos de notación contemporáneos. No hay signos nuevos, aunque cada neuma posee un gran número de variantes, frente a la uniformidad de otros sistemas.
Este tipo de tropo consiste en añadir elementos exclusivamente musicales a cantos litúrgicos existentes; actualmente se le considera el método primitivo de tropar. En los códices más antiguos, se le identificaba como neuma (melisma), melodía o secuencia.