nene


También se encuentra en: Sinónimos.

nene, a

(Del romance ant. ninnus , de creación expresiva.)
1. s. familiar Niño o niña de muy poca edad los nenes están en el jardín jugando con la arena.
2. familiar Apelativo cariñoso con el que uno se dirige o refiere a una persona muy querida y de edad igual o menor que la suya ¡pero, nene, cómo has tardado! chico
3. s. m. coloquial Hombre muy temido por sus fechorías, cuando se dice de forma irónica. pájaro

nene, -na

 
m. f. fam.Niño pequeño.
fam.Se usa como expresión de cariño.
m. fig.e irón. Hombre temible por sus fechorías.

nene, -na

('nene, -na)
sustantivo masculino-femenino
1. niño de poca edad ¡Es un nene precioso!
2. tratamiento que se usa con un niño de poca edad ¡Nene no hagas eso!
Sinónimos

nene

, nena
sustantivo
(col.)bebé, rorro (col.).
Traducciones

nene

Baby

nene

bébé

nene

نيني

nene

Nene

nene

Nene

nene

Nene

nene

Nene

nene

/a SM/F
1. (= niño pequeño) → baby, small child
2. (uso apelativo) ¡sí, nena! (a mujer) → yes dear!, yes darling!
¿vamos al cine, nene? (a hombre) → shall we go to the cinema, darling?

nene-a

m., f. baby.

nene -na

mf (fam) baby, infant
Ejemplos ?
Se inclinó la madre, y en una intermitencia de luz que proyectaron los faroles de la berlina, vio el bulto de un muñeco, de un nene desnudo...
Siguiendo a la metáfora la hebra :Llámanle, el narigón, el nene, el chato :el tramojo, el merengue y de barato, :van péndulo, panal, bicho y culebra.
Parece que hay ganas de vivir, ¿eh? -¡Ya ve, papá!... -contestó el nene, más despabilado que un candil. -Ya, ya veo que tenemos ilusiones...
En ella formaron círculo, y el capitán, después de escupir contra la cara del más inmediato, echó mano a Cafetera y así le habló: -Ya sabes, nene, dónde se compra cuanto se apanda.
Del precioso nene, sólo puede decirse que era divino humanamente, y que sus ojos compendiaban todo el universo, como si ellos fueran la convergencia misteriosa de cielo y tierra.
Entre setenta y dos bautismos que en 1585 administró el cura de la parroquia de San Lorenzo, consta del respectivo libro que, exceptuando cinco, el nene que no fue Colás fue Colasa.
Nada te ha faltado, ¿verdad? Ni asistencia, ni caldo, ni ropita para el nene... Ya ves, podríamos ser como otros, que en casos así despiden a las muchachas...
Al cabo, entre un temblor de vida, con un llanto salvador, con un grito, en que su espíritu nacía, exclamó: -¡Qué bonito! ¡Qué bonito es el Nene!
uando al Año nuevo de 1914 entró a saludar filialmente al de 1913, que estaba poco menos que dando las boqueadas, el médico, reservado y grave, secreteó a la niñera que acompañaba al nene: -El pobre señor apenas puede resollar...
Mas cuando supo lo que pedía el pavo, la manezuela regordeta que ya iba a bajarse concediendo, se alzó otra vez, y en el lenguaje del misterio, el Niño dijo al pavo: -Pero ¿tú has pensado bien lo que solicitas? Como el pavo insistiese en su demanda, el Nene porfió.
Allí lo esperaba una mujer robusta y gigantesca, provista de un cornudo casco en su cabeza y trenzas al aire, que lo tomó guerrillera entre sus brazos y tratándolo como a un nene, lo acurrucó en sus enormes pechos e intentó darle de mamar.
Si en el siglo XIX las madres, llevándose de la opinión del cacique cuzqueño, han declarado cesante el calendario antiguo, buscando en las novelitas románticas nombres de revesado eufonismo para cristianar con ellos a sus hijos; si hoy se hace en las familias punto más serio que cuestión de Estado la elección de nombre para un nene, ¡bien hayan nuestros abuelos que maldito si paraban mientes en ello!