navajazo

navajazo

1. s. m. Movimiento violento hecho con la navaja con intención de herir apenas pudo esquivar el navajazo del camorrista . navajada
2. Herida o señal producida por una navaja tenía un gran navajazo en el abdomen. navajada

navajazo

 
m. Navajada.
Ejemplos ?
27 febrero 9 marzo 2014 Competencia internacional Puma de Plata a Mejor Película: Costa da Morte de Lois Patiño (España, 2013) Puma de Plata a Mejor Director: Albert Serra por Historia de mi muerte (España- Francia, 2013) Premio del público: Navajazo, de Ricardo Silva (México-Francia, 2014) Menciones de honor: Detén el corazón palpitante de Roberto Minervini (Estados Unidos- Bélgica-Italia, 2013) Nepal por siempre de Aliona Polunina (Rusia, 2013) Que tu alegría perdure de Denis Côté Competencia mexicana Puma México: El palacio de Nicolás Pereda (México- Canadá, 2013) Selección LCI Seguros, Simplemente y CTT Exp & Rentals: Navajazo, de Ricardo Silva (México- Francia, 2014) Aciertos.
En agosto de 1993, luego de publicar en una serie de artículos sobre las mafias políticas en la Argentina, le cortaron la cara de un navajazo.
En esa casa trabajaba de criada la propia prima del criminal, a la que también tuvo que matar para que no le delatara. Por último, fue al dormitorio donde dormía el viejo sordo y de un navajazo lo asesinó.
Partió este último con tres ataques de tanta sustancia, movimiento y prontitud, que hubieran hecho añicos á otro gallo que no hubiese sido el carmeltto, el que, sorteando sobre la cola, lla- móse a defensa y pudo escapar; y luego, citando un momento, dióle el car- meló un navajazo tan terrible al ajt'seco que éste se desparramó.
Los conciertos de heavy metal solían derivar en batallas campales, vandalismo y, durante una actuación de Scorpions en el estadio del Rayo Vallecano de Madrid murió un fan de un navajazo.
Huye de la prisión y, ya cerca de la pensión, encuentra Aleixo y lo mata trágicamente de un navajazo en medio de una multitud casi indiferente.
Los siete presos torturados fueron trasladados a diversas prisiones estatales; uno de ellos murió de un navajazo, cuatro salieron libres y los dos restantes fueron destinados a la cárcel de Herrera de la Mancha: Pedro García Peña y Alfredo Casal Ortega, los testimonios de los cuales fueron decisivos en la investigación del caso de Agustín Rueda y del Caso de Herrera de La Mancha, a raíz del cual fue destituido y condenado el director de la prisión.
El 17 de mayo, unas semanas antes de los sanfermines, en un enfrentamiento en una de las salidas de los grupos franquistas, en la calle Chapitela, murió de un navajazo uno de los miembros de los "guerrilleros" (franquistas), resultando ser el subteniente de la Guardia Civil Juan Antonio Eseverri que no estaba de servicio.