Ejemplos ?
Y se tenderán en la arena y relajarán el cuerpo en forma placentera y sólo pensarán en sí mismos, narcisismo indispensable, y en su belleza cosmetificada.
Así, en el deambular de cualquier persona por escuelas, fábricas, talleres, comercios, oficinas, centros de diversión, etcétera, se observa que la gente se mueve, no por la cultura que la escuela debía haberle proporcionado, sino por el abanico de rasgos destructivos mencionados, consecuencias educativas de esa pedagogía que considera al hombre como centro del universo: egoísmo, egolatría, narcisismo, vanidad, envidia, ambición, crítica dilapidante sin ejemplo, vacuidad, desolación, agresión, nadismo, existencialismo, miseria espiritual.
La transferencia en una sesión de conversación podría ser también comprometida para el realce del paciente de alguna tendencia megalomaníaca. Complejo de superioridad Narcisismo Obsesión Psicopatología Lewis, Michael J.
En el análisis de Lacan, Hamlet asume inconscientemente el papel de falo, causa de su inacción, y se distancia paulatinamente de la realidad «mediante el luto, la fantasía, el narcisismo y la psicosis», lo cual crea vacíos o faltas (manque) en los aspectos real, imaginario y simbólico de su psique.
Se muestra especialmente introspectivo en las redondillas y suele acumular los pronombres personales en señal de desequilibrado narcisismo.
De la exaltación de los reyes se pasó enseguida al «narcisismo esencialista», que centra las esencias hispánicas en la religiosidad y el militarismo.
Como señala Alba Rico en su reseña de Egolatría: Respecto de la educación, afirma que en la sociedad moderna hemos empezado a mezclar democracia y narcisismo.
Difiere de otras formas de agresión defensiva en que el narcisismo intenso en sí es un fenómeno semipatológico. Considerando las causas y la función de sangrientas y crueles matanzas en masa como las ocurridas entre hindúes y musulmanes en el momento de la partición de la India o recientemente entre los musulmanes bengalíes y sus gobernantes pakistaníes...
La novela no sólo describe las andanzas de Bateman, sino que es el vehículo de una fuerte crítica social al modo de vida de los yuppies de finales de los 80, resaltando sus peores aspectos: el cultivo de la apariencia a cualquier costo, el exitismo económico y materialista como aspiración suprema, las relaciones humanas superficiales (es habitual la confusión de nombres entre los personajes), el sexismo y el narcisismo que inducen al menosprecio hacia las mujeres, un clasismo exacerbado que conlleva el rechazo visceral hacia los mendigos, los afroamericanos y los artistas, el consumo habitual de diferentes drogas, entre las que destaca la cocaína.
La autoestima es la base fundamental para que el ser humano desarrolle al máximo sus capacidades, es el punto de partida para el desarrollo positivo de las relaciones humanas, del aprendizaje, de la creatividad y de la responsabilidad personal. Un error común consiste en pensar que el amor a uno mismo es equivalente al narcisismo.
Narcisismo alude al mito de Narciso, amor a la imagen de sí mismo. El Narcisismo es el amor que dirige el sujeto a sí mismo tomado como objeto.
Sin embargo, el narcisismo es un síntoma de baja autoestima, lo cual significa desamor por uno mismo. Una persona con una autoestima saludable se acepta y ama a sí misma incondicionalmente.