Ejemplos ?
Las fuerzas de la comandancia de Melilla se distribuyeron entre nada menos que 144 puestos y pequeños fuertes o blocaos, a lo largo de 130 kilómetros de zona ocupada, con una parte de ellos dedicados, además, a tareas puramente burocráticas.
El objetivo teórico de la obra queda reflejado en su prólogo: «Lo que nos habíamos propuesto era nada menos que comprender por qué la humanidad, en lugar de entrar en un estado verdaderamente humano, se hunde en un nuevo género de barbarie» (pág.
También el aumento del PIB per cápita argentino fue el más alto de los cuatro países, promediando el 1.75 % anual. Era la edad de oro de la economía argentina, alcanzando nada menos que el sexto puesto del PIB mundial en 1928.
Lawrence lleva al asustado Farraj hasta el casino de oficiales, provocando un tumulto entre sus camaradas por su apariencia sucia y harapienta. Pronto aparece un oficial, que resulta ser nada menos que el coronel Brighton.
Este premio fue concedido a la serie en 1996 con nada menos que 2853 votos, en comparación con los 903 votos que recibió la serie no mencionada que quedó en el segundo puesto.
Pero una prohibición en 1625 de editar comedias y entremeses obstaculizó su propósito; entonces, como otros autores, consiguió burlar la ley publicándolas sueltas dentro de misceláneas poéticas como La Filomena, La Circe, El laurel de Apolo y La vega del Parnaso (en la que incluyó nada menos que ocho) hasta que se levantó al fin la prohibición en 1634.
Este oficial al ser interrogado reveló a una red de conspiradores cuyos tentáculos llegaban nada menos que a Canaris, el jefe de la Abwehr.
La obra contenía elogios a Lope de nada menos que Tomás Tamayo de Vargas, Vicente Mariner, Luis Tribaldos de Toledo, Pedro de Padilla, Juan Luis de la Cerda, Hortensio Félix Paravicino, Bartolomé Jiménez Patón, Francisco de Quevedo, el Conde de Salinas, y Vicente Espinel, entre otros menos conocidos.
La población era de 10.421.000 habitantes a finales de 2007, el número de extranjeros era nada menos que 229.000 de los cuales la mayoría son estudiantes universitarios o trabajan en la ciudad.
También escribió una novela histórica inspirada en este episodio, The Castilian (1829, 3 vols.), traducida al castellano en 1845 como El castellano o El Príncipe Negro (1845); es muy posible que, en el ámbito de la literatura inglesa, esta novela haya influido en otras dos más, primero en The Lances of Lynwood (1855), de Charlotte Yonge, en la que el rey se presenta como protagonista de una novela de aventuras, y de otra compuesta por nada menos que sir Arthur Conan Doyle, La Guardia Blanca (1891), cuya cronología transcurre entre los años 1366 y 1367 en el marco de la campaña de Eduardo de Woodstock, el Príncipe Negro, para restaurar a Pedro de Castilla en el trono.
Por otra parte, Lope inserta en sus comedias pasajes de lírica culta que utilizan sobre todo el soneto (cuando hay monólogos y los personajes se quedan solos) o cuando la acción se remansa en comedias en que lo fuerte se encuentra en la caracterización, como ocurre en el caso de El perro del hortelano, en que llega a incluir nada menos que cinco.
La alcantarilla: Frente a la portería habita Don Hurón (Doroteo Hurón), nada más y nada menos que en una alcantarilla, que posiblemente le fuera alquilada por la dueña de la pensión, a juzgar por lo que asegura en la primera entrega de la serie.