nacarado

(redireccionado de nacarados)
También se encuentra en: Sinónimos.

nacarado, a

1. adj. ARTES DECORATIVAS Que está adornado con nácar el joyero tiene la tapa nacarada y ribeteada en oro.
2. Que tiene el color y el brillo parecidos a los del nácar el collar nacarado que le regalaste es uno de sus favoritos.

nacarado, -da

 
adj. De color y brillo del nácar.
Adornado con nácar.

nacarado, -da

(nakaɾaðo, -ða)
abreviación
que es de nácar o que tiene un color o brillo similares a él un collar nacarado

nacarado, -da

(nakaɾaðo, -ða)
abreviación
que es de nácar o que tiene un color o brillo similares a él un collar nacarado
Sinónimos

nacarado

, nacarada
adjetivo

nacarado:

refulgentebrillante, irisado, tornasolado,
Traducciones

nacarado

pearly

nacarado

Pearly

nacarado

Pearly

nacarado

ADJ nacarino ADJmother-of-pearl antes de s, pearly
Ejemplos ?
En la Antártida durante el invierno austral (al igual que el Ártico en el invierno boreal), se pueden observar estas nubes de gran altitud (del orden de los 20 km), de gran belleza, generalmente lenticular elongado, con reflejos nacarados e iridiscentes, de ahí su nombre "nacaradas".
Un par de décadas más tarde Joaquín Arce revisó de nuevo el texto, que consideraba “cumbre de la obra poética de Porcel”, y aventuró que ciertos elementos, eso sí, separados del conjunto, parecían vagamente prerrománticos, mientras que el todo, “las espumas, las grutas, el laberinto del follaje, el curso sinuoso de las corrientes, lo ondulante, los tonos nacarados, la desnudez femenina” es un compendio de la estética rococó o, para decirlo quizás de un modo menos inexacto, de “ese barroco en miniatura, de formas gentiles, que en el arte italiano se llama “barocchetto” y va transformándose en rococó”.
Su coloración es amarillo en el cuerpo, y tiene la mitad superior de la cabeza de color negro, la mitad inferior, la nariz y el vientre son nacarados.
En cambio, Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson rompió con el clasicismo moral de David, especialmente con su principal obra, El sueño de Endimión (1791), con unos cuerpos alargados y nacarados, de cierta ambigüedad sexual, en un ambiente algo vaporoso que recuerda al manierismo italiano y preludia el art pompier.
Para este último la visión de Aglarond, fue tan grandiosa que con gran admiración le relataba a Legolas:: "(...) gemas y cristales y filones de mineral precioso centellean en las paredes pulidas; y la luz resplandece en las vetas de los mármoles nacarados, luminosos como las manos de la Reina Galadriel.
De las Islas Feroe llegó a decir:: Aquí en las islas, los colores se rompen de una manera extraña por la humedad del aire, a menudo en una impresión visual difusa, que yo he experimentado, cuando mar y cielo se funden en tonos rosas y grises con brillos nacarados y cascadas de luz, y a veces en un tremendo drama atmosférico, son lanzados repentinamente e iluminan el mar, los acantilados, los verdes prados y las negras casas de la aldea.
Reflejos nacarados, de un azul de ópalo, irradiaban del celaje, y era como si una sola perla enorme llenase con sus irisaciones todo el firmamento.
Con gran asombro miré cómo se descorría el techo del carruaje y multitud de mariposas circundadas por intensos resplandores nacarados brotaban de él; emergieron después, como flotando, doce apacibles mujeres pelirrojas, sonriendo serenas y vestidas de finos tules casi cristalinos.
Hoy una excursión a las encantadas islas del Paraná; mañana visitas en las deliciosas quintas de los pueblos del contorno; y cada día largas horas pasadas haciendo dulces programas, en la suntuosa morada que se edificaba para ella, en la populosa calle Florida, cuya conclusión era la época fijada para su enlace con Samuel. Feliza esperaba impaciente ese día venturoso, que divisaba ya entre los nacarados celajes de un soñado porvenir.
Desde un trono de celajes nacarados y ligeros, cándida, apacible luna brillaba en el firmamento, sobre el pardo caserío derramando sus reflejos, como sobre los sepulcros de un tranquilo cementerio.
¿Por qué ¡oh verdad!, rasgaste los misteriosos velos de aquellas ilusiones de plácida ficción? Mentidos paraísos y nacarados cielos, ¿era mentira y humo vuestra feliz mansión?
aparente hazaña sosegada –vertiginosa en realidad concreta– Blanco Tirante de los cielos, hendiré las altitudes carceleras con taladros de fuegos nacarados.