nabateo


Búsquedas relacionadas con nabateo: edomitas, Nabatea

nabateo, a

1. adj. HISTORIA De un antiguo pueblo que habitaba en Arabia.
2. s. HISTORIA Persona natural de este antiguo pueblo.

nabateo, -a

 
adj.-s. hist. Díc. del individuo perteneciente a un antiguo pueblo nómada que habitó al NO de Arabia. Los nabateos formaron un reino, con capital en Petra (hacia 169 a C).
Ejemplos ?
El arameo nabateo era el lenguaje del reino árabe de Petra, que entre y abarcaba la ribera este del Jordán, la península de Sinaí y el norte de Arabia.
Acopla él sus hombros a las rocas de una gran columna, 160 y seguras las espaldas teniendo y a las adversas tropas vuelto, resiste a los que le acosan: le acosaba por la parte siniestra el caonio Molpeo, por la diestra el nabateo Equemon.
Para reforzar aún más la nueva cultura de los nabateos, Aretas se esforzó para que la arquitectura griega y romana reformara la capital de su reino, Petra, y otros nuevos asentamientos, como Humayma, incluido además un acueducto de 26,8 kilómetros. El dominio nabateo de Damasco se interrumpió en cuando el rey armenio Tigranes II tomó la ciudad.
En cierto modo, la tierra de Moab estaba colonizada por los nabateos. Alejandro Janneo consiguió someterla a tributo, sin que el rey nabateo Obodas I pudiese impedirlo.
Es una letra lunar. Proviene, por vía de los alfabetos nabateo y arameo, de la letra fenicia bēt. Representa un sonido consonante obstruyente, bilabial y sonoro.
Entonces logró que el recién nombrado emperador lo mantuviera, en aras de sostener el poderío romano en Asia, pero vio un peligro en la posición de Hircano y lo acusó, en 30 a. C., de conspirar contra él junto con el rey nabateo Malik II y, condenó a muerte a ambos.
La posesión de los principales enclaves por donde esas rutas pasaban era una de los objetivos de los nabateos. Palmira, al norte, fue capital del reino nabateo bajo el efímero reinado de la famosa reina Zenobia, entre los años 266 y 272 d.
Desde el punto de vista histórico, la inhospitalidad de la zona ha disuadido a la mayor parte de las culturas por explotar este territorio. Sin embargo, existen evidencias de ocupación durante el periodo nabateo (siglo III a.
Por su parte, los romanos continuaron sus incursiones por el territorio nabateo. Más tarde Alejandro Janneo fue derrotado cerca de Garada ―en la Gaulanítide― gracias al dominio de esas rutas comerciales que el rey Obodas I aún poseía.
Según el Nuevo Testamento, San Pablo estaba en el camino a Damasco, cuando recibió una visión de Jesús, y como resultado le aceptó como el Mesías. En el año 37, el emperador romano Calígula trasladó Damasco a control nabateo por decreto.
El rey nabateo Aretas IV gobernó Damasco desde su capital Petra. Sin embargo, alrededor del año 106, Nabatea fue conquistada por los romanos, y Damasco volvió al control de Roma.
A lo largo de las dos paredes de la fisura se pueden encontrar una serie de nichos conmemorativos que contienen betilos, lo que sugiere que El Siq era sagrado para el pueblo nabateo.