níveo


También se encuentra en: Sinónimos.

níveo, a

adj. literario De nieve o parecido a ella su níveo cabello ondeaba al viento.

níveo, -a

 
adj. De nieve o semejante a ella.
Sinónimos

níveo

, nívea
adjetivo

níveo:

nevoso
Traducciones

níveo

niveo

níveo

ADJ (liter) → snowy, snow-white
Ejemplos ?
El álamo verde que el aura enamora, El sauce que llora, El verde palmar, El mango sombroso, la ceiba sonante, Cual fúlgido rayo de níveo brillante La ven en sus hojas inquieta temblar.
Ponga el cincel Justicia de Gratitud en mano, y arranque al níveo mármol del arte la victoria, y en apostura excelsa junto al Pichincha cano, al himno de la patria y al trueno de la gloria, surja el sabio inmortal.
¡Ah virgen desventurada!, ahora andas errante por los montes, y él, tendido su níveo costado sobre el blando jacinto, rumia pálidas hierbas a la sombra de una negra encina o sigue a alguna vaca en un gran rebaño.
Contempla, en el suelo echado, una geminada –sus luces– estrella, 420 y dignos de Baco, dignos también de Apolo unos cabellos, y unas impúberas mejillas, y el marfileño cuello, y el decor de la boca y en el níveo candor mezclado un rubor, y todas las cosas admira por las que es admirable él.
No es el Taigeto más bello que el monte patrio cuya elegancia gótica se yergue como un altar de la enorme Basílica de mármol níveo de los Andes; ni la vetusta pirámide de Cheops tiene mayor prestigio de belleza que el inmenso Cotopaxi, monstruoso diamante pulido en cono por un celeste artífice; ni eres -Oh, Ganges, estremecido por los avatares de las viejas razas de las oscuras teogonías- lo que nuestro armonioso río oriental, ese místico Amazonas que se encrespa sobre triclinio de oro, como el azteca emperador en su lecho flamígero.
¡De blancas palomas el aire se puebla; con túnica blanca, tejida de niebla, se envuelve a lo lejos del feudal torreón; erguida en el huerto la trémula acacia al soplo del viento sacude con gracia su níveo pompón!
1 Del collado heliconio oh cultivador, de Urania el vástago, que arrebatas a la tierna virgen hasta su hombre, oh Himeneo Himen, oh Himen Himeneo, 5 ciñe tus sienes de flores de la suave oliente mejorana, el flámeo coge alegre: aquí, aquí ven, en tu níveo pie llevando lúteo el zueco, 10 y, despertando en este risueño día, las nupciales canciones entonando con voz tintinante, golpea la tierra con los pies, con la mano agita la pínea tea, 15 puesto que Junia con Manlio, cual la que el Idalio honrando vino al frigio juez, Venus, buena ella, con buena ave, se casa la virgen, 20 radiante como con sus floridos ramilletes el mirto asiano, los que las Hamadríades diosas por juego para sí nutren con rorante humor.
Reinaba el Genio; en majestad terrible su faz resplandecía; su níveo trono, al hombre inaccesible, Naturaleza levantado había, cuando a ostentar sus juveniles fuerzas, en fiera convulsión, de sus entrañas hizo brotar montañas tras montañas, y los Andes se alzaron estupendos.
Dilataban las pupilas para mirar el caserío níveo, las galerías de cristales, la muchedumbre amiga que los atiende y los recibe apiadada de tanto sufrir..., y les parecía mentira estar otra vez en la España buena, en la que todavía tiene una bandera sola y un solo corazón para los que la defienden.
Érale inolvidable, pues, aquel instante, cuando al pasar frente a esa ventana, oyó que alguien profería en el interior con acento dulcísimo: —¡Pobrecita, tanto que le aman! Alzó la cara y entrevió un níveo rostro y en él dos ojos azules que le miraban con tierna conmiseración.
Surge la ciudad nativa: En sus lindes, un bohío Parece ver que del río El cristal rompen las ruedas, Y entre mudas alamedas Se recata el caserío. Como níveo relicario Que ocultan los naranjales, Del coche por los cristales ¿no distingues el Santuario?
Mientras charlo, tu blanco vestido se ha cubierto de negro polvo. Sucio polvo, huye de su níveo cuerpo. Pero ya sale la pompa procesional; silencio y atención: llega el momento del aplauso, viene la brillante pompa.