náufrago

náufrago, a

(Del lat. naufragus .)
1. adj./ s. Que ha padecido un naufragio el náufrago llegó a una isla desierta.
2. s. m. ZOOLOGÍA Tiburón, pez depredador.

náufrago, -ga

 
adj.-s. Que ha padecido naufragio.
m. zool. Tiburón.

náufrago, -ga

('nawfɾaγo, -γa)
abreviación
que ha padecido un naufragio Los niños náufragos tenían la prioridad en el rescate.

náufrago, -ga


sustantivo masculino-femenino
persona que ha padecido un naufragio Los náufragos fueron rescatados.
Traducciones

náufrago

ztroskotaný

náufrago

skibbruden

náufrago

shipwrecked

náufrago

haaksirikkoutunut

náufrago

naufragé

náufrago

koji je doživio brodolom

náufrago

難破した

náufrago

난파한

náufrago

skipbrudden

náufrago

skeppsbruten

náufrago

ทำให้เรืออับปาง

náufrago

bị đắm tàu

náufrago

/a
A. ADJshipwrecked
Ejemplos ?
Me incorporé, dirigí mis miradas al Océano apaciguado ya, y no vi los restos del Juan-Antonio, que debía haberse sumergido por completo. Era indudablemente el solo náufrago salvado.
Veintisiete años con más mundo que el que descubrió Colón, color sonrosado, ojos de más preguntas y respuestas que el catecismo, nariz de escribano por lo picaresca, labios retozones, y una tabla de pecho como para asirse de ella un náufrago, tal era en compendio la muchacha.
Pasamos la noche en la casa vieja, que, libre de la presencia de los Heeps, parecía curada de una enfermedad. Dormí en mi antigua habitación como un náufrago aventurero que vuelve a su hogar.
-No lo extrañes -prosiguió Víctor-, no he tenido un amigo jamás, tú eres ya viejo para acompañarme, este pobre náufrago vendrá a cazar conmigo, tenderemos juntos nuestras redes, nos haremos mutuas confidencias, él explicándome lo que ha visto más allá de estos mares, yo contándole mis sueños.
Bramaba en torno la tormenta fiera y yo sentado en la agitada popa del náufrago bajel, triste y sombrío, los torvos ojos en el mar fijando, meditaba de Cuba en el destino, y en sus tiranos viles, y gemía, y de rubor y cólera temblaba, mientras el viento en derredor rugía, y mis sueltos cabellos agitaba.
ra del año la estación florida en que el mentido robador de Europa (media luna las armas de su frente, y el Sol todos los rayos de su pelo), luciente honor del cielo, 5 en campos de zafiro pace estrellas, cuando el que ministrar podía la copa a Júpiter mejor que el garzón de Ida, náufrago y desdeñado, sobre ausente, lagrimosas de amor dulces querellas 10 da al mar, que condolido, fue a las ondas, fue al viento el mísero gemido, segundo de Arïón dulce instrumento.
Contábame mi difunto esposo, que, cuando un buque mercante o de guerra descubre en la soledad del mar y salva de la muerte a algún náufrago, se recibe a éste a bordo con honores reales, aunque sea el más humilde marinero.
¿Sabe usted por qué? ¡Porque en aquel náufrago ve la tripulación a un enviado de la Providencia! ¡Pues lo mismo haré yo con su primo de usted!
GOÍSTAS: ¿veis las olas esas que al náufrago arrancan la tabla de que se asiera en sus agónicas ansias, hundiéndole para siempre del abismo en las entrañas?
en esas olas que al náufrago el salvavidas le arrancan hundiéndole en el abismo después de estrellar su barca, ¡barca que flotó al impulso de ilusiones y esperanzas!...
Mas si sobre el cornisón Do nacen yerbas perdidas, Callando su indignación Pliega el viento alas dormidas Que de escarcha y nieve son, Óyese este triste acento De mujer allí encerrada, Como el ¡ay! de abatimiento Del náufrago en mar salada Que anuncia el postrer momento.
Él da una tabla al náufrago que llora, un recuerdo de amor al caminante, y una luz de esperanzas al que adora su nombre y majestad con fe constante; un remedio al enfermo y agravado, y al que es huérfano un seno compasivo.