mundano

mundano, a

1. adj. Que tiene relación con la alta sociedad, en especial en los aspectos frívolos suele asistir a fiestas mundanas. mundanal
2. Del mundo o de la sociedad humana vive alejado de la vida mundana.
3. Que tiene relación con el mundo terrenal, por oposición al espiritual amores mundanos.

mundano, -na

 
adj. Relativo al mundo.
Que mundanea.

mundano, -na

(mun'dano, -na)
abreviación
1. que está relacionado con las cosas materiales unos placeres mundanos
2. característica que está relacionado al sector de la alta sociedad una fiesta mundana
3. persona que frecuenta reuniones de la alta sociedad un político mundano
Traducciones

mundano

weltlich

mundano

mondain

mundano

mundano

mundano

worldly

mundano

laico, mondano

mundano

الدنيوية

mundano

世俗

mundano

世俗

mundano

평범한

mundano

/a
A. ADJ
1. (= del mundo) → worldly
2. (= de alta sociedad) → society antes de s; (= de moda) → fashionable
son gente muy mundanathey're great society people
una reunión mundanaa fashionable gathering, a gathering of society people
B. SM/Fsociety person, socialite
Ejemplos ?
En breve suma mucho he referido de esta mujer, y más decir pudiera que, cuando abandoné el mundano ruido, Merlín desde el sepulcro me dijera.
Son para el aldeano la paterna heredad y humilde techo todo un orbe mundano: y a mi insaciable pecho el vastísimo mundo viene estrecho.
Junto a ese mundano fatuo está el otro yo...
Imaginaos al coronel Ricchieri, o a cualquier otro militar nuestro tan arrogante pero más esbelto, que use como él barba y perilla renegridas, aunque más discretamente proporcionadas; que vista uniformes modernos con mundano desempacho; ni muy alto ni muy bajo: de gesto apacible; graduado por la expresión sonriente, un tanto aduladora, de los labios; nariz perfectamente perfilada; ojos muy negros, curioseando a través de unas pestañas que se dirían "crayonadas" por un Moussion cualquiera; afeminadlo un poco más, suponiéndole manos pequeñas, suaves, devotamente cuidadas, y, en la tez, pigmentaciones de mujeril sonrojo y, toque más o menos, tendréis al caudillo en pinta.
Y con tal sentido, me animo a mejorar moralmente, a hacerme menos malo, no sólo por la absoluta ley del deber, sino pensando en la flaqueza de mi interesada pequeñez de alma; también por esa especie de pacto místico, inofensivo por lo menos, en que ofrecemos a Dios el sacrificio de una pasión, de un falso bien mundano, a cambio de que exista esa anhelada armonía entre el orden divino de las cosas y un deseo nuestro que tenemos por lícito.
Yo lo tracé para que eterno viva el cuadro fiel de la miseria nuestra, dote fatal de la maldad nativa. Y esos que ante tus ojos en siniestra falange huyeron, del mundano vicio los monstruos son, que mi canción te muestra.
En su celda veíanse todos los refinamientos del lujo mundano, y el oro y la plata se ostentaban en cincelados pebeteros y artística vajilla.
Fue un año inolvidable, aquel en que, desprendido de toda preocupación material, libre de toda idea de goce, de todo compromiso mundano, los días y las noches huyeron, divididos entre los largos paseos matinales por la avenida de pinos de la Universidad, la lectura de los filósofos de todas las edades, al mediodía, en la biblioteca silenciosa donde sólo se oía el voltear de las páginas, tornadas por las manos de los estudiantes, y las noches pasadas en el aposento silencioso del más noble de los amigos, disertando con él sobre los más apasionadores problemas que pueden solicitar al espíritu humano!
Germen de amor, de paz, de fe y cariño, culto del alma, religión interna, de fausto exenta y de mundano aliño, la propagó el amor, la amistad tierna, la fe del pobre, la mujer y el niño: y por eso es .
Raro es quien execra de la guerra por la guerra misma, por cristianismo, y si no, vea usted cómo fueron de los más encendidos apóstoles del duelo internacional los que más predican contra el individual y contra el falso honor mundano.
Nati sabía el efecto que había producido cuando lo estrenó, y lo que le aumentaba la hermosura, lo que completaba su silueta el sombrero dichoso, dándole el atrevimiento mundano envidiado por las muchachas de la clase media, que siguen la moda y no se desenvuelven ágilmente dentro de ella, ligadas por la vergüenza y por el hábito casero...
Son muy contados los que lo conocen a ese amor verdadero; y si lo conocieran en la pubertad, en la edad de las brillantes inocencias, no falta un soplo mundano que se los evapora, se los desvanece, se los arrebata, poniéndoles en su lugar una rara y deforme alimaña, como en los "cuentos de mi abuela", la partera bruja que cambió el hijo de la princesa por un sapo.