Mun

Mun (Mae Nam)

 
Río de Thailandia, afluente del Mekong; 673 km.
Ejemplos ?
Sin embargo, el diputado Católico Albert de Mun, desafió al gobierno durante todo el día el 13 de enero, obligando al ministro de Guerra, el general Billot, y al entonces Presidente, Jules Meline, a posicionarse y a actuar contra Zola, lo que finalmente es resuelto al final del día.
El riesgo es demasiado grande si se toman en cuenta las irregularidades descubiertas objetables al juicio de 1894. Pero durante todo el día del 13 de enero, Albert de Mun, diputado conservador, hizo que el gobierno adoptase una posición clara.
Munné, Enrique: VIII.º Salón Rosario 1925 Rosario Com Mun de B Artes varios B A 1917-1937 Libro 1923-1934. Munné, Enrique: XVIII.º Salón de Rosario (9/7/1939).
El más perfecto y doliente. Y esta terrible belleza de la madre tiene que desparramarse por el mundo. Salvo excepciones, el hombre todavía no se ha acostumbrado a ver en la madre sino una mujer vieja y afeada por el tiempo.
En reponer a gran costo, y so pretexto de decoración artística, las palmeras que taló. ¡Arte, los Iñíguez! Pero así es el mun­do. Inés quedó un rato callada.
Y son verdades porque el marxismo es algo más que el aspecto metódico instrumental (mal aplicado por ustedes); es además una concepción del mun­do, y es justamente en su concepción de lo humano y de lo natural humano donde adquiere su más significativa relevancia.
Por otra parte la existencia posible de una política marxista a nivel mun­dial, no deja de seguir siendo una simple frase hasta que no se especifique de qué maneras concretas esa política se materializa en la movilización y lucha de las masas populares, y en que medida las masas trabajadoras mundiales han hecho suyas los enunciados de esa política, que además, como afirman los compañeros en la frase citada más arriba, "...
La Madre Abadesa inclinó los ojos, y permaneciendo con ellos bajos, dijo pausada y doctoral: -Para Nuestro Señor Jesucristo merecen igual amor las criaturas que junta con santo lazo su voluntad, que aquellas apartadas de la vida mundana, también por su Gracia...
Bo- •lívar y San Martín fueron los libertadores de un Nuevo Mun- ido republicano, que restableció el dinamismo del mundo po- •lítico, por efecto de la revolución que hicieron triunfar.
Hasta ahora, el tiempo que aquilata las acciones por »sus resultados, dando á Bolívar la corona del triunfo final, A ha dado á San Martín la de primer Capitán del Nuevo Mun- do, y la obra de la hegemonía por él representada vive en »Ias autonomías que fundó, aunque no como lo imaginara, mien- tras el gran imperio republicano de Bolívar y la unificación monocrática de la América, se hizo en vida y se ha disipado como un sueño.
Componese de la palabra Baxo y de la partícula A, y en lo antiguo fué mui usado este verbo. Vease Baxar: en cuyo lugar se pondran las phrases que le tocan. Lat. Descendere. Mun. Coron. fol.
VALERIO De cuanto habéis dicho, por mi amor pretendo merecer algo ante vos; y en cuanto a vuestros escrúpulos, vuestro mismo padre se cuida demasiado de jusficaros ante el mundo, pues el exceso de su avaricia y el austero tren de vida que lleva con sus hijos, podrían autorizar cosas aún más extrañas.