mudanza


También se encuentra en: Sinónimos.

mudanza

1. s. f. Cambio, en especial de ideas y sentimientos o de aspecto físico no entiendo a qué se debe esta nueva mudanza de parecer. mutación
2. Cambio de domicilio mañana hacen la mudanza a su nueva casa.
3. Inestabilidad de los afectos y las decisiones. inconstancia
4. DANZA Conjunto de movimientos hechos a compás en los bailes o danzas.
5. MÚSICA Cambio convencional del nombre de las notas en el solfeo antiguo para poder representar la nota si cuando aún no tenía nombre.

mudanza

 
f. Acción y efecto de mudar o mudarse.
Cambio de domicilio.
Inconstancia de los afectos o de los dictámenes.
mús. Cierto número de movimientos que se hacen a compás en los bailes.

mudanza

(mu'ðanθa)
sustantivo femenino
1. transformación de una persona o cosa mudanza de ideas
2. acción y efecto de transportar los muebles de una propiedad a otra mudanza de casa
Sinónimos
Traducciones

mudanza

move, change

mudanza

Umzug

mudanza

krok

mudanza

bevægelse

mudanza

siirto

mudanza

mouvement

mudanza

potez

mudanza

移動

mudanza

행동

mudanza

actie

mudanza

flytting

mudanza

ruch

mudanza

flytt

mudanza

การดำเนินการ

mudanza

hareket

mudanza

sự di chuyển

mudanza

行动

mudanza

SF
1. (= cambio) → change
sufrir mudanzato undergo a change
2. [de casa] → move
estar de mudanzato be moving mudanzasremovals
camión de mudanzasremoval van, moving van (EEUU)
empresa de mudanzasremovals company, moving company (EEUU)
3. (Baile) → figure
4. mudanzas (= inconstancia) → fickleness sing, moodiness sing
Ejemplos ?
Volví la cabeza, y en el umbral de la puerta descubrí a Sor Simona. No había reconocido la voz, tal era su mudanza. La monja, clavándome los ojos autoritarios, me dijo: —Señor Marqués, vengo a comunicarle una grata noticia.
Y un súbito accidente, una mudanza el pecho libra de mortal veneno, y el que en mi agravio a mi furor condeno, en el perdón produce mi esperanza.
(Ap.) ¡Ah Dios! ¡qué dulce esperanza gané y perdí en sólo un día! ¡qué propia ventura mía en la ligera mudanza! Pero quizá... ¡No hay quizá!
Lleva ya un año junto a Dios, y durante todo el año la plantita ha seguido en la ventana, olvidada y seca; por eso, cuando la mudanza, la arrojaron a la basura de la calle.
Las buenas costumbres poseen entre otras ventajas las de la propia complacencia y la perseverancia: la maldad es ligera y cambia de continuo, no para mejorar, sino simplemente por amor a la mudanza.
Y todos cantaban, grandes y chicos, junto con el buen chiquillo bienaventurado y la pobre flor silvestre que había estado abandonada, entre la basura de la calleja estrecha y oscura, el día de la mudanza.
Y, habiéndose visto se acordó lo siguiente: Y todos juntos “invoce, nemine discrepante”, atendiendo a la utilidad que será al bien público, el que se mude la ciudad, con los motivos representados en los memoriales presentados por los vecinos, acordaron y dijeron: Que se dé poder a Don Alonso de Mestanza y a las más personas que convenga para que puedan pedir sobre ello en la Real Audiencia de Quito o Gobierno Superior, o en el Real y Supremo Consejo de las Indias, todo aquello que conduzga / conduzca a la mudanza de dicha ciudad y fortificación de ella...
CABILDO ABIERTO PARA TRATAR LO MÁS CONVENIENTE SOBRE LA MUDANZA DE LA CIUDAD A SU NUEVA PLANTA. (ESCRITO INCONCLUSO) En la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de Guayaquil en veinte y dos días del mes de Diciembre de de mil y seiscientos y ochenta y ocho años...
Él, cuando se le mostraba favorable la fortuna, y cuando con mano liberal le iba acumulando dones, la dejó antes que ella hiciese alguna mudanza en sus favores.
, repitió al fin aquella voz lastimera, exhalando una armonía tan melancólica y tierna que a las entrañas llegaba: «¡Genaro mío! ¿En qué piensas? »¿Tanta mudanza en un día? »Hoy has dicho a mi cabeza: »Si fueras recuerdo suyo »¡con qué afán te recogiera!
Hoy ni eres mía, ni esposa del Señor. Di, pues, declara (esto quiero saber) de qué ha nacido el prodigio infeliz de tu mudanza. Causa debe tener.
Caballero es Andrés, y mozo de muy buen entendimiento, criado casi toda su vida en la Corte y con el regalo de sus ricos padres; y desde ayer acá ha hecho tal mudanza, que engañó a sus criados y a sus amigos, defraudó las esperanzas que sus padres en él tenían; dejó el camino de Flandes, donde había de ejercitar el valor de su persona y acrecentar la honra de su linaje, y se vino a postrarse a los pies de una muchacha, y a ser su lacayo; que, puesto que hermosísima, en fin, era gitana: privilegio de la hermosura, que trae al redopelo y por la melena a sus pies a la voluntad más esenta.