moralización

moralización

s. f. Acción de propagar las normas de la moral, o de introducirlas en la conducta de una persona que no se atenía a ellas.

moralización

 
f. Acción y efecto de moralizar o moralizarse.
Traducciones
Ejemplos ?
Excepto el frontispicio a toda página del folio 1, las miniaturas de la sección veterotestamentaria se enmarcan en una orla a menudo pintada con decoraciones de tipo vegetal y se dividen en dos registros, la parte superior para las escenas bíblicas y la inferior para su moralización.
La política de orden público la desarrolló el autoritario ministro de la Gobernación, Juan de la Cierva y Peñafiel, que además de organizar el fraude electoral, acabó con los últimos restos de bandolerismo que quedaban en España —Pernales y el Niño del Arahal fueron abatidos por la Guardia Civil en las sierras de Albacete— y puso en marcha una política de moralización de las costumbres que no fue muy bien recibida, como limitar el juego, cerrar las tabernas los domingos o limitar el horario nocturno de restaurantes y teatros.
Su gobierno apuntó a intensificar la obra pública que ya habían iniciado sus antecesores, a institucionalizar mecanismos de regulación en las relaciones laborales para minimizar la movilización obrera, a promover la moralización de la vida comunitaria y a alentar la represión de “actividades antiargentinas”.
Habitualmente el palio no procesiona para la salida del Domingo de Mayo, éste fue recuperado del antiguo palio de 1938 ejecutado en los talleres y asilo de la Santísima Trinidad, institución dedicada a la moralización y preservación de las jóvenes obreras, huérfanas y desamparadas, de Sevilla.
En busca de una política que contrastara con el régimen de Miguel Alemán, Ruiz Cortines buscó dar solución a la problemática social y dio inicio a una nueva era de austeridad y moralización.
Su fin iba a ser el mismo de ésta y el de su congregación, la corrección de jóvenes, su moralización y enseñanza para su reinserción social y bajo tutela religiosa, un centro, en definitiva, innovador en su época en cuanto a criterios y gestión.
Su intención siempre ha sido contribuir a crear un entorno modelico, fundamentado en la paz y el respeto. Desde 2011 mantiene un pulso, con el Gobierno indio, por la moralización de la vida pública.
Así el Arte de Imprimir, señala Juliá, «llegó a ser modelo de sociedad de resistencia por la constancia y fidelidad de sus miembros, la declaración científica de las huelgas, la garantía de una caja solvente, la moralización de sus afiliados.
El gobierno de transición (que contó con la colaboración del ilustre embajador Javier Pérez de Cuellar, como primer ministro), se orientó a la organización de nuevas elecciones y a una profunda campaña de moralización del aparato público y las fuerzas militares que habían caído bajo la influencia del sistema.
Se destacan de su gestión la realización del primer censo nacional penintenciario con miras a una reforma carcelaria y la campaña de moralización en la administración pública.
También ha sido consejero, vicepresidente y presidente de distintas asociaciones y grupos como el Hospital, Clínica y Maternidad Conchita, Fomento Moral y Educativo, Instituto Motolinía, Consejo Cívico de las Instituciones, Asociación Nacional de Abogados de Empresas en Nuevo León, Moralización y Acción Social y la Canaco en Monterrey.
A mediados de 1927 se establecieron Juntas Ciudadanas que entre otras funciones debían desarrollar campañas de moralización dirigidas a la represión de la blasfemia, el alcoholismo y la prostitución, así como al fomento del descanso dominical.