moja

Traducciones

moja

SF (= puñalada) → stab, thrust; (= herida) → stab wound
Ejemplos ?
El más atrevido se acerca a la cazuela y levanta la tapadera; otro, pellizca las tajadas; otro, moja el pan en la salsa, algunos las uñas, y no falta quien haga trizas el cacharro y hasta que lama después los cascos.
Por primera vez, la señora de Camarena se somete, y, amorosa, echa los brazos al cuello al esposo y le moja la cara de lágrimas de ternura...
¡Qué marino monstruo o nave no va excediendo esta vez! Lo que moja el agua es pez, lo que toca el aire es ave. Rompiendo va en las espumas grillo de olas y de lamas; el medio cuerpo de escamas, y el otro medio de plumas.
a luz vaga... opaco el día, la llovizna cae y moja con sus hilos penetrantes la ciudad desierta y fría. Por el aire tenebroso ignorada mano arroja un oscuro velo opaco de letal melancolía, y no hay nadie que, en lo íntimo, no se aquiete y se recoja al mirar las nieblas grises de la atmósfera sombría, y al oír en las alturas melancólicas y oscuras los acentos dejativos y tristísimos e inciertos con que suenan las campanas ¡las campanas plañideras que les hablan a los vivos de los muertos!
¿Dónde irá el buey que no are? Hijos y pollos todos son pocos. Quien en mayo se moja en mayo se seca. Loca oveja la que al lobo se confiesa.
La criolla, entre asustada y divertida, se agarra a los crespos cabellos del gigante, que impensadamente la toma al vuelo y se lanza con ella a la escala. Los dos ríen envueltos en un salsero que les moja la cara.
ay allá, en las orillas de la laguna de la Quinta, un sauce melancólico que moja de continuo su cabellera verde, en el agua que refleja el cielo y los ramajes, como si tuviese en su fondo un país encantado.
A aquella vista, como débil hoja La multitud infiel se estremecía: Cual en las plantas que el Cocito moja, Cual en el hondo lago se escondía.
Y el otro: ¿Seré yo? 20 Y él respondiendo les dijo: Es uno de los doce que moja conmigo en el plato. 21 A la verdad el Hijo del hombre va, como está de él escrito; mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado!
Mienten con grande desvelo; miente el niño, miente el hombre y, para que más te asombre, aun sabe mentir el cielo; pues vestido de azul velo nos promete mil bonanzas y muy luego, sin tardanzas, junta unas nubes rateras y nos moja muy deveras el buen cielo con sus chanzas.
Pero ya Rodrigo espera con heroico atrevimiento, el pueblo mudo y atento; se engalla el toro y altera, y finge acometimiento. La arena escarba ofendido, sobre la espalda la arroja con el hueso retorcido; el suelo huele y le moja en ardiente resoplido.
Y allí donde brotaba limpia fuente ceñida en derredor de cedro y palma, deja el escudo, el yelmo de la frente se saca, y se desarma con gran calma; y al monte y a la costa alternamente el rostro vuelve al aura fresca y alma, que hace temblar con sus murmullos finos las cimas de las hayas y los pinos. Moja en el agua clara y fresca luego la boca, y chapotea aquella aguaza, a fin que de las venas salga el fuego que sufre del vestir con la coraza.