modernismo

modernismo

1. s. m. Afición excesiva por lo moderno, en especial en las artes se sumaba a todas las tendencias nuevas por puro modernismo.
2. LITERATURA Movimiento literario español y latinoamericano, surgido a finales del siglo xix y primeros del xx, que defendía la creación artística de un mundo refinado, la innovación rítmica del estilo y la apertura a otras culturas.
3. ARTE Movimiento artístico europeo y americano aparecido a finales del siglo xix y principios del xx que tiene entre sus principales características lo elegante, lo refinado, los sinuoso, el cuidado por el detalle y el gusto por lo exuberante y exótico.
4. RELIGIÓN Movimiento religioso surgido a fines del siglo xix, que pretende hacer compatibles la doctrina cristiana y la ciencia y filosofía modernas.

modernismo

 
m. Afición excesiva a las tendencias, gustos, etc., modernos, esp. en artes y literatura.
b. art. Corriente artística, esp. decorativa, fomentada en arquitectura por la plasticidad del hierro y la imitación de temas de la naturaleza. Tuvo en Cataluña mucha mayor amplitud y significación que en otros países; una de sus figuras capitales fue el arquitecto Antoni Gaudí. Floreció en la última década del s. XIX.
lit. Movimiento literario hispano americano de principios del siglo actual que recogió los mejores aspectos del parnasianismo y el simbolismo franceses. Esta tendencia, pralte. poética, revaloriza la estrofa y el verso y crea nuevos ritmos y combinaciones con una preocupación por la musicalidad y la imagen. Se rehuyen los aspectos vulgares y grises de la vida, para refugiarse en un mundo irreal donde la evocación histórico-legendaria y la expresión de lo íntimo ocupan un papel muy importante. La gran figura del modernismo es Rubén Darío; en España los principales autores modernistas son Manuel Machado y Juan Ramón Jiménez.

modernismo

(moðeɾ'nizmo)
sustantivo masculino
1. arte movimiento decorativo representativo de temas de la naturaleza Gaudí es un representante del modernismo.
2. literatura movimiento hispanoamericano de fines del siglo XIX El modernismo se caracteriza por la sonoridad de la lengua.
3. afición a las cosas modernas y actuales Su modernismo por la ropa es excesivo.
Traducciones

modernismo

modernismo

modernismo

modernisme

modernismo

modernisme

modernismo

الحداثة

modernismo

现代主义

modernismo

現代主義

modernismo

Modernisme

modernismo

מודרניזם

modernismo

モダニズム

modernismo

Modernism

modernismo

SMmodernism
Ejemplos ?
De ahí que haya quienes vean todavía en el modernismo algo superficial, una simple cuestión de estilo, ya sea una modalidad nueva de éste como quieren algunos, ya sea una verdadera manía del estilismo, como grotescamente se expresan los autores incapaces de estilo, que es como si dijéramos los eunucos del arte.
De orígenes diversos, los creadores del modernismo lo fueron con sólo dejarse llevar, ya en una de sus obras, ya en todas ellas, por ese movimiento espiritual profundo.
Con todo este estrépito, así de alabanzas como de vituperios, conmovidos y perturbados los entendimientos de los jóvenes, por una parte para no ser tenidos por ignorantes, por otra para pasar por sabios, a la par que estimulados interiormente por la curiosidad y la soberbia, acontece con frecuencia que se dan por vencidos y se entregan al modernismo.
Pero esta evolución del estilo, digna de estudiarse en el modernismo español, puede tenerse por vana contingencia cuando se estudia el modernismo en general y su alma profunda, nutrida, por dos corrientes incontrastables, una de las cuales da al estilo su ingenuidad y sencillez, mientras la otra le da savia y fuerza místicas.
Tampoco vamos a diseccionar su labor como crítico científico de arte en su El Modernismo, ni en su El Arte y la Estética, ni en su Historia Materialista del Arte, ni en su Literatura Universal ni en sus Fundamentos de la Literatura Mexicana ni en su Análisis de la Expresión Literaria, entre muchas obras más.
El primer paso lo dio el protestantismo; el segundo corresponde al modernismo; muy pronto hará su aparición el ateísmo. 41. Para un conocimiento más profundo del modernismo, así como para mejor buscar remedios a mal tan grande, conviene ahora, venerables hermanos, escudriñar algún tanto las causas de donde este mal recibe su origen y alimento.
Pero mucho mayor fuerza tiene para obcecar el ánimo, e inducirle al error, el orgullo, que, hallándose como en su propia casa en la doctrina del modernismo, saca de ella toda clase de pábulo y se reviste de todas las formas.
Por orgullo, olvidándose de sí mismos, discurren solamente acerca de la reforma de los demás, sin tener reverencia alguna a los superiores ni aun a la potestad suprema. En verdad, no hay camino más corto y expedito para el modernismo que el orgullo.
-y el barrigudo se esponjó, vanidoso-. No creas que esto que voy diciéndote es un modernismo, no señor. La frivolidad tiene pergaminos, es antigua, y dondequiera que aparece consuela mucho a los hombres.
En toda esta exposición de la doctrina de los modernistas, venerables hermanos, pensará por ventura alguno que nos hemos detenido demasiado; pero era de todo punto necesario, ya para que ellos no nos acusaran, como suelen, de ignorar sus cosas; ya para que sea manifiesto que, cuando tratamos del modernismo, no hablamos de doctrinas vagas y sin ningún vínculo de unión entre sí, sino como de un cuerpo definido y compacto, en el cual si se admite una cosa de él, se siguen las demás por necesaria consecuencia.
Una doncella de cuerpo esbeltísimo y talle largo, menudo el seno, prolongados los brazos, con esas líneas fugaces, casi inmateriales, flexuosas, de enloquecedoras curvas de serpiente, adivinadas y restituidas al arte por el modernismo.
XI-XII, 1888): "Es preciso haber leído algo de este literato, conocer los chisporroteos de ingenio que riega a cada paso en sus períodos, su erudicción maciza, llena, fundamental, su facilidad de producir, sus principios literarios razonados, el brillante encadenamiento de su prosa, su pureza en el decir al par que el absoluto modernismo en la expresión, de manera que es un clásico elegante, su estilo compuesto de joyas nuevas de plata vieja, pura, para apreciarla." En Nicaragua publicó dos libros sobre las relaciones entre Costa Rica y Nicaragua y la cuestión canalera, también Lecciones de Filosofía Natural o Positiva.