milesio

(redireccionado de milesia)

milesio, a

1. adj. HISTORIA De Mileto, antigua ciudad de Jonia.
2. s. HISTORIA Persona natural de esta antigua ciudad.
Ejemplos ?
Debemos notar que esta tendencia de los tratadistas también tiene su antecedente en Aristóteles: en Metafísica I, 983b29, dice que también los primeros "teologizantes" (se refiere con este término a los "autores de cosmogonías", como entiende García Yebra) opinaron "acerca de la naturaleza". Según Cornford, la "física" milesia nada tiene que ver con la ciencia y la observación directa de la realidad.
Jaeger, sin embargo, en su obra La teología de los primeros filósofos griegos, considera en un solo capítulo (II, La teología de los naturalistas milesios) a la escuela milesia.
Con griega se refiere, aparentemente, a que será una novela milesia, aventurera, erótica, ligera, y con el mero fin de entretener.
Es la hermosa cobertura. A primera vista parece tan solo una fábula milesia. Apariencia, realidad, dóxa, Alétheia. Con "entiéndela bien" advierte de que el contenido será profundo, iniciático, sabio.
A una Nicostrata, inventora de las letras latinas y eruditísima en las griegas. A una Aspasia Milesia que enseñó filosofía y retórica y fue maestra del filósofo Pericles.
El mezquino padre de esta desventurada hija, sospechando que alguna ira y odio de los dioses celestiales hubiese contra ella, acordó de consultar el oráculo antiguo del dios Apolo, que estaba en la ciudad de Milesia, y con sus sacrificios y ofrendas, suplicó a aquel dios que diese casa y marido a la triste de su hija.
Apolo, como quiera que era griego y de nación jonia, por razón del que había fundado aquella ciudad de Milesia, sin embargo respondió en latín estas palabras: «Pondrás esta moza adornada de todo aparato de llanto y luto, como para enterrarla, en una piedra de una alta montaña y déjala allí.
su unión con el estratego ateniense ya debía ser sólida, teniendo en cuenta que de su relación nació un hijo, así como el hecho de que la milesia fuese acusada de instigar el apoyo de Atenas a Mileto en su conflicto con Samos en 440-439 a.
Antes del final de la revuelta, y viendo la derrota que se avecinaba, Aristágoras huyó a Tracia, a la colonia milesia de Mircino, donde intentó establecer una nueva colonia en el río Estrimón, en el mismo sitio donde posteriormente se asentó la colonia ateniense de Anfípolis.
Esto último hace pensar que los enemigos de Pericles presuponían una fuerte influencia de Aspasia en asuntos de estado. Aspasia la milesia encajó perfectamente en el círculo de amistades de Pericles (algunos sofistas, entre ellos Anaxágoras).
Esta ciudad era en aquellos momentos un foco de atracción de sofistas y retóricos y bien pudo la milesia adquirir estos conocimientos de maestros como Antifonte de Ramnunte.
Pero también por su condición de extranjera, por su supuesta influencia sobre Pericles y por llevar una vida de mujer libre e independiente, impropia de una esposa ateniense, fue atacada, ridiculizada y vilipendiada por los conservadores y por los cómicos, entre los que cabría destacar a Aristófanes en su obra Los acarnienses y el poeta Hermipo que fue acusador en el proceso seguido contra Aspasia por impiedad y en un segundo proceso en el que también se la acusaba de proporcionar a Pericles mujeres libres en su casa. Se cuenta que Pericles suplicó derramando lágrimas ante el tribunal para pedir la absolución de la milesia.