Ejemplos ?
Tenía ella entonces, cuando vivíamos en el mundo, la más divina belleza que la epopeya del cine ha lanzado a miles de leguas y expuesto a la mirada fija de los hombres.
Dirigí mi vista hacia el cielo y quedé sorprendido al ver que los negros nubarrones antes presentes, se iban apartando y dejaban lucir a miles de estrellas brillantes en el infinito.
Él sería bien ganado o mal ganado, porque esos que vuelven del otro mundo con tantísimos miles de duros, sabe Dios qué historia ocultan entre las dos tapas de la maleta; solo que....
Deduzca él del polvo áfrico y de las estrellas 200 rielantes su número antes: el que enumerar quiere de vuestro juego los muchos miles.
Sacrificó de buen grado algunos miles de duros para sacar a flote a Costavilla, y se apartó de Anita Dolores con propósito de no verla más.
Sentía la nueva felicidad de escapar a toda vigilancia, de andar y explorar a la ventura, porque su espíritu, en el cuerpo de sus antepasados, y durante miles y miles de años, estaba habituado a cumplir hazañas memorables en descubrimientos y conquistas: victorias en batallas cuyos momentos críticos eran centurias, cuyos campamentos triunfales eran ciudades talladas en peñascos.
Conocía, asimismo, el manejo de la papelería de los archivos respecto d lo cual ha dicho Thiers en Les origines de la France contemporaine: “Avec telles ressources on devient presque le contemporain des hommes dont on fait l´histoire, et plus d´une fois, aus Archives, en suivant sur le papier jauni leurs vieilles écritures, j´etais tenté de leur parler tout haut.” :¿Y quién – digo yo – que ha pasado largas jornadas recorriendo miles de viejos papeles, que ha visto brillar las diminutas arenillas con que fue secada la tinta, ahora rojiza por el tiempo, no ha sentido esa sensación de contemporaneidad que trasporta como una alucinación?
Dame besos mil, después ciento, después mil otros, después un segundo ciento, después sin cesar otros mil, después ciento, después, cuando miles muchos hiciéramos, los conturbaremos, para que no sepamos, o para que ningún malvado envidiarlos pueda cuando tantos sepa que son, de besos.
Después, hacia l936, con las ingentes obligaciones revolucionarias de ampliar el nivel cultural de los mexicanos, las secundarias iban cumpliendo semejante misión y se funda otra institución para tal motivo: la Escuela Normal Superior de México. Ésta, cual su Benemérita antecedente, también ejerció su afanosa influencia en miles de jóvenes.
Y aunque a su paso se levantan miles de comentarios, ora detractándolos, ora elogiándolos, ellos siguen imperturbables, como si nada, allí...
con sus cientos de miles de guerreros a estos forasteros, ¿por qué Moctezuma pide obediencia a sus dominados y aliados ante los españoles?, la respuesta nos parece coherente; los aztecas se sabían usurpadores y transgresores de la ley y norma de Quetzalcóatl y temían el castigo divino.
Nuestra común humanidad exige que, de la misma manera que nos alzamos contra el racismo del apartheid, nos unamos para vencer las consecuencias de la esclavitud, el colonialismo y el racismo, que, hasta la fecha, continúan definiendo las vidas de miles de millones de personas, que son morenos y negros, como vidas desesperanzadas.