milenio

(redireccionado de milenios)

milenio

(Del lat. millennium.)
s. m. Período de mil años los restos encontrados tienen varios milenios. milenario

milenio

 
m. Período de mil años.

milenio

(mi'lenjo)
sustantivo masculino
periodo de mil años próximo milenio
Traducciones

milenio

millennium

milenio

millennio

milenio

tisíciletí

milenio

årtusind

milenio

Millennium

milenio

vuosituhat

milenio

tisućljeće

milenio

千年間

milenio

천년

milenio

millennium

milenio

årtusen

milenio

årtusende

milenio

ระยะเวลาหนึ่งพันปี

milenio

milenyum

milenio

thiên niên kỷ

milenio

一千年, 千年

milenio

Хилядолетие

milenio

千年

milenio

SMmillennium
Ejemplos ?
—Te encuentras en el Bosque de los Moradores Bendecidos por la Eternidad; aquí viven en la paz todos los seres salvados por la Gran Arca de Utnapishtin, el iluminado asirio-caldeo; convertidos en las almas simples y virtuosas de vegetales y animales. Aquí mora todo lo que el creador ha hecho durante milenios de formaciones y transformaciones.
Durante incalculables milenios el TEOTL, IPALNEMOHUANI, se encontró solo, desnudo de apariencias, emanando extraños vapores y gases, hasta que sin saber cuándo, explotó aterrante, como despidiendo rayos de fuego hacia el cosmos, irradiando luces; chispeando por doquiera; centellante, eléctrica y magnética, cual gigantesca culebra enfurecida.
–Oriones en ascenso– II Pléyades de estrellas laceradas por milenios de ignominias y de afrentas, despojadas de la cósmicas sendas de las hadas parturientas de la fuerza taladraron mis cabinas aturdidas de vacío en pos de cierzo y rasgaron la silueta de soberbia, harta de silencios, que me navegaba.
Considero que está listo para exculparme del cargo de engañarle." "Si me hubiera dicho," repliqué, profundamente abrumado, "que habían pasado mil años en vez de cien desde que vi por última vez esta ciudad, ahora le creería." "Sólo un siglo ha pasado," respondió, "pero muchos milenios de la historia del mundo han visto cambios menos extraordinarios." "Y ahora," añadió, extendiendo su mano con un aire de irresistible amabilidad, "déjeme darle la cordial bienvenida al Boston del siglo veinte y a esta casa.
Yo debo mi existencia a algo tan humilde como una roca de la Montaña de las Flores y Frutos. Durante milenios fue considerada como inmortal, pero un día se abrió de repente y de ella salí yo.
Y cada elemento se dividió en moléculas que se desparramaron con sus cuerpos microscópicos a través del universo naciente. Y en la noche de los milenios, los millones de partículas creadas, por obra y gracia de la potencia energética, se atrajeron.
Reprodúzcanse”. Y de sus primitivos seres orgánicos, a través de milenios, se construyeron las primarias especies acuáticas. Luego la energía siguió diciendo sin decir: “Tendrán necesidad de reponerme cuan-do me gasten.
El enorme caudal de la cultura producido por los milenios de vida que tiene el ser humano, ha de ser adquirido por las nuevas generaciones para aprovechar lo positivo de ello y modificarlo de acuerdo con las necesidades e intereses de la existencia moderna.
La he mirado renovada, transformada de milenios como si el tiempo la hubiera rescatado de sus yermos, como si un aroma errante la emancipara de fuegos y la convirtiera en ecos de mis sueños...
Me dijo usted cuando estábamos arriba en el tejado que aunque solamente había pasado un siglo desde que me quedé dormido, había estado marcado por mayores cambios en las condiciones de la humanidad que en muchos milenios anteriores.
La filosofía de los dogmáticos ha sido, esperémoslo, tan sólo un hacer promesas durante milenios: como lo fue, en una época aún más antigua, la astrología, en cuyo servicio es posible que se hayan invertido más trabajo, dinero, perspicacia, paciencia que los invertidos hasta ahora en favor de cualquiera de las verdaderas ciencias – a la astrología y a sus pretensiones »sobreterrenales« se debe en Asia y en Egipto el estilo grandioso de la arquitectura.
Casi siempre las leyes, las instituciones y las autoridades, han sido botín de lucha o dádiva de la gracia de un poder mayor, que momentánea o circunstancialmente sirve para intereses personales de poder o enriquecimiento, pero que, casi siempre ha estado alejado de las aspiraciones, tradiciones y valores más profundos, de los millones de mexicanos que han vivido a lo largo de milenios, en lo que hoy conforma el territorio nacional.