metida

metida

1. s. f. Golpe dado metiendo de punta un arma blanca corta. puñalada
2. Impulso en la ejecución de un trabajo, adelantándolo o acabándolo buena metida le has dado a la poda del jardín. acometida
3. Gasto o consumo abundante de una cosa que se hace de una vez, en especial cuando se trata de comestibles o bebidas metida que le hace al vino, botella que se acaba. tute
4. Serie de golpes dados a una persona. azotaina, zurra
5. BOTÁNICA Conjunto de yemas y brotes que aparecen en una planta después de cada período de actividad vital.

metida

 
f. Acción y efecto de meter.
fam.Herida, puñalada.
fam.Zurra, azotaina.
fig.Impulso o avance que se da a una tarea.
fig.Tute, acometida que se da a una cosa en su uso o consumo.
Traducciones

metida

SF = metedura
Ejemplos ?
Y yo tengo una foto lindísima metida dentro de uno de los cosos donde pasan los átomos con Néstor, cuando fuimos a visitarla y cuando estaban en plena ejecución de esa tarea que finalmente, el otro día, inyectamos.
Pero sobre todo, lo que ya no alcanzó Moratín fue eso de llegarse usted al café inmediato, acabada la primera jornada, a tomar un tente-en-pié, volver a los seis minutos, y hallarse con quince añitos transcurridos, ahí como quien no quiere la cosa, y después de otras frioleras por un quítame allá esas pajas, al picarón de Warner que viene a requebrar a la señora jugadora, nada menos que en su misma alcoba, y allí juntito a la cama, mientras que el bonazo del marido, jugando, no sabe en qué juegos anda también metida su mujer; que por Dios que ve el público lo que no quisiera, si no le da al autor la gana de traerle a su casa tan a tiempo, y sin decirnos por qué.
- se rebatió a sí misma-. ¿Cómo vas a poder estudiar lecciones metida aquí dentro? Apenas si hay sitio para ti, ¡Y desde luego no queda ni un rinconcito para libros de texto!
He estado en el fuego y en el agua, metida en la negra tierra, y he subido a alturas que muy pocos han alcanzado, y ahí me tienes ahora en esta jaula, expuesta al aire y al sol.
Cuando leía cuentos de hadas, nunca creí que estas cosas pudieran ocurrir en la realidad, ¡y aquí me tenéis metida hasta el cuello en una aventura de éstas!
Pero ya no puedo ser mayor de lo que soy ahora - añadió con voz lugubre-. Al menos, no me queda sitio para hacerme mayor mientras esté metida aquí dentro.
Mi último amo, al tropezar conmigo en la entrada del mercado, dijo, comentando irónicamente mi determinación: "No enderezarás la cola de un galgo aunque la dejes veinte años metida en un cañón de fusil".
VALIOSO OBSEQUIO AL REY Un vecino de la Villa de Zaruma, llamado Juan de Montes de Oca, obsequió una banda de oro esmaltada con ciento sesenta esmeraldas pequeñas engastadas, metida en una caja redonda de plata.
En él vio, entre otras muchas cosas, a su única hija, una muchacha de quince años muerta y metida en una caja que no tenía forma de ataúd, sino la de aquellas que se usan para guardar objetos.
¡Ay, qué larga es esta vida! ¡Qué duros estos destierros, esta cárcel, estos hierros en que el alma está metida! Sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero, que muero porque no muero.
Mi madre, metida siempre en su cueva, lo mismo se ahogará en un rincón de una casucha de la ciudad que en su rincón de la choza en que vivimos.
-¿Ves ese -me decía-, que se tambalea sobre las piernas y lleva la cara metida hasta las narices en un sombrero viejo, mal calzado y peor vestido?