meterse

meterse

(me'teɾse)
verbo pronominal
1. introducir una cosa dentro de otra El conejo se metió en su cueva.
2. entrometerse en cuestiones ajenas ¡No te metas donde no te llaman!
3. involucrarse una persona en algo que le era ajeno meterse en política
4. molestar a alguien ¡No te metas con ella!
5. ensimismarse en algo Está metido en sus libros.
Traducciones

meterse

get into, meddle, to enter, become, interfere, turn

meterse

angažovat se

meterse

komme ind i

meterse

geraten in

meterse

joutua

meterse

se lancer

meterse

zainteresirati se za

meterse

・・・に到着する

meterse

(특정한 상태에) 처하다

meterse

havne i

meterse

wejść

meterse

komma in i

meterse

เข้าร่วมใน

meterse

inmek

meterse

tham gia
Ejemplos ?
Lo cual diciendo García, al buen Vigo presentó las cartas que recibió; y Vigo, que todavía comprendido bien no había, perdido en el circunloquio de tan extraño coloquio, abriólas con avidez, mientras García a su vez hacía este soliloquio: «Que la traiga Lucifer, o que nos la envíe Dios, él verá cómo ha de ser que venga hoy una mujer a meterse entre los dos.»
En los Estados Unidos, el gobierno y los capitalistas mejor quieren impedir la revolución que meterse en la aventura intervencionista de la que pueden surgir complicaciones desastrosas para su política de imperialismo; guerra de exterminio sería la que se tendría que llevar a México, y ¿puede calcularse lo que ese hecho sacudiría y provocaría en la América Española y en el propio territorio de los Estados Unidos?
Ammi había dejado a Hero desatado cerca del pozo, y algún animalito debió meterse entre sus patas, asustándolo, y dejándose caer después en el pozo.
Eso de comer pan de trastrigo, ó de meterse uno donde no lo llaman ni han menester, por sólo el gusto de averiguar vidas y cosas de difuntos, es vicio á que todos los humanos pagamos obligado tributo y del que, por más enaltecer su ape- llido, se ha hecho usted reo convicto y confeso, dando á la estampa los tres volúmenes de Tradiciones que, al alcance de mis ojos, tengo hoy sobre mi mesa de trabajo.
Sus congéneres, los demás pavos, estaban en igual caso, y, sin meterse en más averiguaciones, picaban el grano, devoraban el cocimiento de salvado, glugluteaban satisfechos, hacían la rueda, cortejaban a las pavas y dormían sueños largos, en la tibieza del cobijadero que les abrigaba de noche.
La nueva desgracia que se ha buscado mi incorregible y muy amado pariente don Jorge de Córdoba, a quien nadie mandaba echar su cuarto a espadas en el jaleo de ayer tarde (pues que está de reemplazo, segun costumbre, y ya podría haber escarmentado de meterse en libros de caballerías), es cosa que tiene facilísimo remedio, o que lo tuvo, felizmente en el momento oportuno, gracias al heroísmo de esta gallarda señorita, a los caritativos sentimientos de mi señora la generala Barbastro, condesa de Santurce, a la pericia del digno doctor en medicina y cirugía, señor Sánchez, cuya fama érame conocida hace muchos años, y al celo de esta diligente servidora...
se lamentó la pobre Alicia con voz lastimera, mientras pensaba para sus adentros: «¡Ojalá estas criaturas no se ofendieran tan fácilmente!» - Ya te irás acostumbrando - dijo la Oruga, y volvió a meterse la pipa en la boca y empezó otra vez a fumar.
Añadía que eso de derechos del hombre, y de patria y libertad, era pampiroladas sin pies ni cabeza; y que pues el rey nació para mandar y la grey para obedecer, lo mejor era no meterse á descomponer el tinglado, ni en ba- rullos que comprometen la pelleja en este mundo y la vida eterna en el otro.
Medicina.- En la Medicina tienen también particularidad los de este lugar, que se purgan con solo el agua del mar, y que sudan para el mal de Bubas, sin unción no otra cosa que mueva sudor, sino con solo meterse en unos hornillos y dándoles fuego como estufas.
Por eso digo: “mapurite sabe a quién fumea”, “mapurite sabe a quién fumea”. Meterse con Venezuela hoy, aplicarnos, como algunos aquí decían y siguen soñando, “la fórmula Libia” o “la fórmula Siria”.
Bueno, suponte tú que supieran manejar tractor y un camión, hay qué ver lo que es meterse ahí en un tanque, taparse hasta elcuello, cerradito.
- Yo no digo que no lo sea ─replicó el astuto pillastre─, pero mi carácter no va con eso. Si por un casual quisiera usted la mitra, no tiene más que desatar rápidamente el saco y meterse en mi lugar.