Ejemplos ?
En ella el maestro mesinés ofrece una de sus más geniales realizaciones y, al mismo tiempo, más fascinantes: una imponente escalera en mármol, que parece volar hacia lo alto, como una voluta ligera y sinuosa.
En el interior de la iglesia, dedicada a los mártires San Jorge e Hipólito, se pueden admirar un grandioso órgano con 4 teclados, 130 registros y 5000 tubos, en perfecto funcionamiento, de finales del siglo XIX; una pintura de la escuela toscana, La Asumpta del manierista tardío Filippo Paladini (1610); una deliciosa pintura naïf en madera, La Natividad de Carlo Cane, del siglo XVI; una estupenda estatua de mármol, la Virgen de la Nieve del taller de Mancini y Berrettaro, de 1511; el grandioso políptico del altar mayor, compuesto de 10 tablas, pintadas quizá por el mesinés Girolamo Alibrandi en 1513...