memorial


También se encuentra en: Sinónimos.

memorial

1. s. m. Escrito en que se exponen motivos para una petición o una propuesta, o en que se defiende alguna cosa debe presentar un memorial de su proyecto. instancia, solicitud
2. Acto con que se homenajea a una persona. homenaje
3. Libro o cuaderno de anotaciones. memorándum
4. Boletín o publicación oficial de algunas asociaciones.
5. RELIGIÓN Acto que, mediante un rito, hace presente un hecho obrado por Dios en otro tiempo.
6. memorial ajustado DERECHO Extracto en que constaba lo actuado en un pleito o causa.
7. haber perdido una persona los memoriales coloquial Haber perdido la memoria de una cosa.

memorial

 
m. Libro en que se apunta una cosa para un fin.
Escrito en que se pide una gracia, alegando los méritos en que se funda la petición.
Boletín o publicación oficial de algunas colectividades.
fam.Memoria.
Perder los memoriales. Olvidar algo.
Sinónimos

memorial

sustantivo masculino
instancia, solicitud.
Memorial ha caído en desuso con este significado.

memorial:

demandainstancia, solicitud, ruego,
Traducciones

memorial

brief, petition

memorial

memoriale

memorial

memorial

memorial

نصب تذكاري

memorial

Památník

memorial

記念碑

memorial

Memorial

memorial

SM (= escrito) → memorial (Jur) → brief
Ejemplos ?
Además se hizo un memorial colectivo que comprende 457 reclamaciones mexicanas no memorializadas, con un valor de doscientos sesenta y un millones de pesos.
No escribe más que para el censor. Éste es el único hombre en que yo disculparía que escribiese un libro de memorias, y hasta que escribiese un memorial.
MEMORIAL ENVIADO POR EL CABILDO DE GUAYAQUIL AL SEÑOR VIRREY CONDE DE CHINCHÓN. Memorial que se envió a Su Excelencia.- El Cabildo de la Ciudad de Guayaquil por la persona que tiene su poder dice que...
Lo primero, que en consideración de la Provisión que presenta Vuestra Excelencia, su fecha en esta Ciudad, a diez y siete de Febrero del año de (seiscientos) treinta y dos en que esta insertada (la) Real Cedula de Su Magestad, su fecha en Madrid, a siete de Abril del año de seiscientos y veinte y nueve, en que por ella se le ordena y manda a Vuestra Excelencia, que atendiendo a parte de los servicios referidos en este Memorial...
Pasó adelante, y un ciudadano le dio un memorial en que iba declarada la conjuración, con los nombres de todos los conjurados, y le dijo: "César, lee ese papel, que te importa".
Empero esto no fue tan digno de admiración como tomar el memorial, en que otro le dio noticia de la conjuración nombrando los conjurados, y diciéndole "que le leyese luego, que le importaba"; y cuidadoso César, para diferenciarle de los demás memoriales que llevaba en la mano, le puso entre los dedos, y entró en el Senado, sin leerle.
Cuestiones políticas Pregúntase qué hiciera Julio César si antes de entrar en el Senado leyera el Memorial que le dieron, declarándole la conjura y los nombres de los que entraban en ella Las conjuras que se acusan, antes se castigan que se averiguan; porque se temen sin oírlas, y se creen en oyéndolas.
Cuando llegaba el atardecer, se sentaba a su mesa y contemplaba soñadoramente el panorama de poniente: las torres sombrías de Memorial Hall que se alzaban al pie de la colina donde vivía, el torreón del palacio de Justicia, las elevadas agujas del barrio céntrico de la población, y sobre todo, la distante silueta de Federal Hill, cuyas cúpulas resplandecientes, puntiagudas buhardillas y calles ignoradas tanto excitaban su fantasía.
Regresaban devotos y devotas el sábado siguiente, y despoiés de nueva ofrenda monetaria, les entregaba la beata, en re- presentación del santo, el memorial despachado, si no siem- pre con un decreto de interpretación sibilina, de esos que el vulgo llama ¡bambolla!
En vano todos los poetas sevillanos se arremolinaron pi- diendo gracia para su camarada, llevando la voz el noble y famosísimo dramático don Juan de la Cueva, quien presentó al Asistente, por ia de memorial, este soneto, menos bueno que bien intencionado: No des al febeo Alvarez la muerte i oh gran don Bernardino!
El día 9 del actual comunicó el doctor Castillo Nájera, nuestro embajador en Washington, que en conferencia que tuvo con Richberg entregó éste un memorial con varios puntos, siendo el primero y más importante la proposición de que se deje a las compañías la administración de la industria hasta cubrirse el importe de la indemnización, pidiendo además concesiones en impuestos, tarifas y seguridades de que no se les presentarán conflictos con los trabajadores.
Y en que lo leyó el franciscano limeño no cabe para mí dudar; pues el sábado inmediato recibieron todas las peticio- narias el respectivo memorial con este proveído:— Ya no des- pacho.