medroso

(redireccionado de medrosas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con medrosas: boceto

medroso, a

(Del lat. vulgar metorosus, miedoso.)
1. adj./ s. Que es propenso a sentir miedo no seas medroso e intenta afrontar el peligro con serenidad; se dirigió a su superior con actitud medrosa. temeroso, pusilánime
2. adj. Que causa miedo la niebla daba un aspecto medroso al pantano. inquietante

medroso, -sa

 
adj. Temeroso, pusilánime, que de cualquiera cosa tiene miedo.
Que infunde o causa miedo.
Sinónimos

medroso

, medrosa
adjetivo y sustantivo
1 miedoso, meticuloso, minucioso, temeroso, tímido, pusilánime, cobarde*, gallina, cagón, cagado, cagueta, apocado, corto, encogido. valiente, audaz.
Miedoso es más general; medroso es de uso culto y literario; meticuloso se aplica pralte. a la persona que obra con cuidado extremado por no incurrir en falta, y por ello se acerca mucho a minucioso; temeroso es de significación menos intensa, y se aplica generalmente al que circunstancialmente siente un temor, en tanto que tímido se refiere al carácter; el tímido, como el pusilánime y el cobarde* (más intenso), son temerosos habituales. Gallina, cagón y cagado son sinónimos populares o intensivos de cobarde. La falta de desembarazo, la inseguridad en sí mismo del tímido, coinciden con encogido, apocado y corto.

medroso:

miedosoapocado, pusilánime, asustadizo, achantado, cobarde,
Traducciones

medroso

Hasenfuß

medroso

pavido

medroso

ADJfearful, timid
Ejemplos ?
Suena a lo lejos el órgano, y vienen a confundirse con sus cláusulas del viento las ráfagas invisibles que de las torres perdidas en los calados sutiles murmuran, silban o zumban, chillan, retumban o gimen. Horas medrosas son éstas en que la mente concibe larga turba de fantasmas que estorban aunque no existen.
De pie ya sobre el tablado tres personas se presentan a las medrosas miradas de la muchedumbre inmensa: el ministro de la muerte, el que lo es de vida eterna, y el que dando al uno el cuerpo al otro el alma encomienda.
¡Son tan medrosas las noches claras, cuando en los charcos cantan las ranas, cuando los buhos ocultos graznan, cuando hacen sombra todas las matas y se menean todas las ramas!...
Parecíanse antes a las medrosas ciervas que vagan por el monte, débiles y sin fuerza para la lucha, y son el pasto de chacales, panteras y lobos; semejantes a ellas, nunca querían los teucros afrontar a los aqueos, ni osaban resistir su valor y sus manos.
La cruz ya no existía en su fachada De pardusco color, desmoronada, Y sus piedras saltaban con estruendo El tránsito a las gentes obstruyendo: De noche ni el pastor, ni el caminante Guiaban a este sitio el paso errante, Pues sentían pavor almas medrosas No sé por qué señales prodigiosas.
Quién rige las estrellas veré, y quién las enciende con hermosas y eficaces centellas; por qué están las dos osas, de bañarse en el mar, siempre medrosas.
Otra lengua clama y dice: "Vivas, ¡oh blanca paloma!, que nos has de dar por crías águilas de dos coronas, para ahuyentar de los aires las de rapiña furiosas; para cubrir con sus alas a las virtudes medrosas".
¡Me daba una lástima recordar que en los campos desiertos tan solo pasaba las noches de junio rutilantes, medrosas, calladas, y las húmedas noches de octubre, cualdo el aire menea las ramas, y las noches del turbio febrero, tan negras, tan bravas, con lobos y cárabos, con vientos y aguas!...
El peso de los dolores humanos que echara sobre sí, agobiaba su alma; y en las medrosas visiones de la hora postrera, el espectro del inmenso porvenir le apareció siniestro, espantable.
Como las langostas, acosadas por la violencia de un fuego que estalla de repente, vuelan hacia el río y se echan medrosas en el agua: de la misma manera, la corriente sonora del Janto de profundos vórtices, se llenó, por la persecución de Aquileo, de hombres y caballos que en el mismo caían confundidos.
Yacen del Tormes a la orilla, ocultos entre ruinas, los restos venerables de un templo, frecuentado en otros siglos por la devota gente salmantina, mas hora sólo de agoreros búhos y medrosas lechuzas habitado.
Víanse al lejos enhiestas, Cerrando los horizontes, En dobles hileras puestas, Las enmarañadas crestas De los escarpados montes. Entre los troncos desnudos Alzando las blancas losas, Los esqueletos agudos Sacaron, de asombro mudos, Las calaveras medrosas.