mecenas


También se encuentra en: Sinónimos.

mecenas

s. m. y f. Persona que patrocina o protege a artistas e intelectuales el pintor encontró un mecenas que le ayudó a exponer su obra. protector
NOTA: En plural: mecenas

mecenas

 
com. Protector de las letras y de las artes.

mecenas

(me'θenas)
sustantivo
persona o institución que ayuda y protege a los artistas Para los artistas casi siempre es necesario tener un mecenas.
Traducciones

mecenas

Mäsen, Mäzen

mecenas

mécène

mecenas

mecenas

mecenas

mecenate

mecenas

patrono

mecenas

راعي

mecenas

patron

mecenas

Патрон

mecenas

Patron

mecenas

パトロン

mecenas

후원자

mecenas

Patron

Mecenas

SMMaecenas

mecenas

SMF INVpatron
mecenas de las artespatron of the arts
Ejemplos ?
Y digan y hagan lo que quisieren los mecenas, que como nunca los he visto andar a cachetes con los murmuradores sobre si dijo o no dijo, y los veo muy pacíficos de amparo, desmentidos de todas las calumnias que hacen a sus encomendados, sin acordarse del libro del duelo, más he querido atreverme que engañarme.
Indiferente Campillo en orden á la elección de estado, y tal vez dócil á las insinuaciones de su Mecenas, concluido el estudio de la Filosofía, se decidió por el de la Teología Sagrada, con ánimo, sin duda, de hacerse Sacerdote; pero destinado por la Providencia á carrera bien distinta, noticioso de su talento D.
Y Mecenas se paseaba por todos, con la cara inundada de cierta majestad, el vientre feliz y la corona en la cabeza, como un rey de naipe.
Jamás hemos visto la virtud llevada aquí hasta la abnegación admirable ni el crimen descender hasta las tenebrosidades inspiradoras del lombrosianismo. ¿Qué literato, por ejemplo, ha tenido un gran Mecenas?
Ninguno absolutamente; pero, en cambio, ¡qué de deleite y de sustancia encierra un párrafo chismográfico, en estilo flamante, repetido diaria o, cuando menos, semanalmente, reseñando los acontecimientos de la morada de un mecenas de miriñaque, hasta de los más apartados rincones de la monarquía!
, Libro I Traducción de - - - LIBRO I I A MECENAS Mecenas, descendiente de antiguos reyes, refugio y dulce amor mío, hay muchos a quienes regocija levantar nubes de polvo en la olímpica carrera, evitando rozar la meta con las fervientes ruedas, y la palma gloriosa los iguala a los dioses que dominan el orbe.
El mayordomo lloraba enternecido: -¡Señoras...! ¡Mis nobles Mecenas! De pronto se oyó murmullo de juveniles voces que se aproximaban, y un momento después el coro de las cinco hermanas invadía la estancia.
Su obra alcanzó a integrarse prácticamente en otros trece poemarios cuya manifestación guarda armonía funcional y semántica, Todos ellos se encuentran contenidos en este sabroso libro de textura asible y con una presentación cuadrafónica en el estilo relampagueante, flash-backeano, futurizante de la hermana mecenas...
El conde de Lemos no era admirador y patrono del estómago de Cervantes, sino del Quijote, y de Persiles y Segismunda, y por eso su nombre durar a tanto como estos libros. -¡Para ser Mecenas es menester merecerlo!
Todas las marisabidillas de la Corte; todas las virtudes equívocas, por lo sentimentales; todas las Mecenas de oficio (pues también las hay en el bello sexo, sólo que su protección se reduce a besos y lágrimas), apresuráronse a conocer, a embromar, a adorar y a coronar de mirtos y adormideras a aquellos adolescentes, sublevados contra todas las autoridades constituidas, empezando por la de sus padres y acabando por la de los académicos, así como ellas lo estaban contra ciertas reglas de la sociedad y contra uno de los preceptos del Decálogo...
Leyó mucho al amigo de Mecenas, y se enterneció con aquel melancólico consuelo del placer efímero, que es la unción de la poesía horaciana.
Mas saltó un verdugo y dijo no sé qué de Mecenas y Octavia, y que había mil veces adorado unos cuernecillos suyos, que los traía por ser día de más fiesta; contó no sé qué cosas.