mecano

(redireccionado de mecanos)

mecano, a

1. adj. De La Meca, ciudad de Arabia.
2. s. Persona natural de dicha ciudad.
Traducciones

mecano

MECANO

mecano

MECANO

mecano

MECANO

mecano

® SMMeccano ®
Ejemplos ?
Asimismo se cuenta también con la colección adquirida a Doña Carmen Contreras por la Consejería de Cultura, a finales de 2005, consistente en más de 150 juguetes antiguos de una gran variedad, entre ellos hay 70 muñecas, cromos, estampas, cómics, juguetes de lata, de cartón, de madera, una casita de muñecas, juegos educativos, mecanos, proyectores de películas, etc.
La batalla comenzó con campeones de ambos ejércitos emergiendo para entrar en combate; tres de los Ansar salieron desde las filas musulmanas, siendo gritados por los mecanos, que estaban nerviosos por iniciar cualquier enfrentamiento innecesario y sólo querían luchar contra los musulmanes.
Antes de la batalla, los musulmanes y los mecanos habían librado ya varias escaramuzas a finales de 623 y principios de 624, a medida que las razias se hacían más frecuentes.
El 11 de marzo, los dos ejércitos estaban a un día de marcha de Badr y varios guerreros musulmanes (incluyendo, según algunas fuentes, a Ali), que se habían adelantado, capturaron dos aguadores mecanos en las fuentes de Badr.
Al menos dos mecanos de alto rango, Amr ibn Hisham y Umayyah, fueron ejecutados después de la batalla, y otros dos Quraysh, que habían arrojado un cubo de excrementos de oveja sobre Mahoma durante sus días en La Meca, también murieron durante el regreso a Medina.
Con el objetivo de restablecer la conectividad entre las omunas, se dispuso de 2 puentes mecanos que junto a la rampa que resistió el sismo comunicaron a los lados del puente.
En el lado musulmán, también hubo un fuerte deseo de venganza, pues habían sido perseguidos y torturados por los mecanos Qurayshíes durante años.
Durante el transcurso de la lucha, los musulmanes tomaron una serie de prisioneros mecanos Quraysh cuyo destino provocó una controversia inmediata en las filas musulmanas.
Entonces dio la orden de cargar, arrojando un puñado de guijarros a los mecanos, en lo que probablemente era un gesto tradicional árabe, mientras gritaban «Desfiguremos esas caras!».
El ejército musulmán gritaba «Ya mansur amit!» (Oh tu a quien Dios ha hecho victorioso, mata!) y atacaron las líneas Qurayshíes. Los mecanos, sin fuerza y poco entusiastas con la lucha, pronto se separaron y huyeron.
Algunas tradiciones también dicen que, habiendo oído los nombres de todos los nobles Qurayshi que acompañaban al ejército, Mahoma exclamó que "La Meca ha lanzado contra vosotros los mejores bocados de su hígado". Al día siguiente, Mahoma ordenó una marcha forzada a Badr y llegaron antes que los mecanos.
Tras descender de la misma, los mecanos establecieron otro campamento en el interior del valle, y mientras descansaban enviaron un explorador, Umair Ibn Wahb, para reconocer las líneas musulmanas.