matachín

(redireccionado de matachines)
También se encuentra en: Sinónimos.

matachín

(Del ital. mattaccino < matto, loco, bufón.)
1. s. m. Hombre que se disfrazaba con máscaras y vestidos de colores ridículos.
2. DANZA Danza que bailaban estos hombres imitando y parodiando las danzas guerreras antiguas.
3. JUEGOS Juego practicado con palos por estos hombres, haciendo movimientos y dándose golpes al bailar.
4. dejar a alguien hecho un matachín Avergonzarle o humillarle.

matachín

(De matar.)
1. s. m. Hombre que mata reses. matarife
2. Hombre pendenciero. camorrista, matón

matachín

  (del it. mattaccino, dim. de matto, bufón, loco)
m. Hombre disfrazado ridículamente.

matachín

  (de matar)
m. Matarife.
fig.Hombre pendenciero, camorrista.
Sinónimos

matachín

sustantivo masculino
Traducciones

matachín

SMbully
Ejemplos ?
Y dicen que mandó tan bien que sus vasallos nunca quisieron más rey que Meñique, que no tenía gusto sino cuando veía a su pueblo contento, y no les quitaba a los pobres el dinero de su trabajo para dárselo, como otros reyes, a sus amigos holgazanes, o a los matachines que lo defienden de los reyes vecinos.
Un traje de colorines, como el de los matachines, cierta mona se vistió; aunque más bien creo yo que su amo la vestiría, porque difícil sería que tela y sastre encontrase.
Y lo mismo mandamos entender con los que semejantes visajes hacen, derribándose alguna cosa, y con los que, llevando máscaras de matachines o semejantes figuras, van por de dentro dellas haciendo gestos, como si real y verdaderamente les pareciese que son vistos hacerlos por de fuera, no lo siendo; y con los que los contrahacen sin sentir lo que hacen o cortando con algunas malas tijeras o trabajando con otro algún instrumento tuercen la boca, sacan la lengua y hacen visajes tales.
Aindamáis, que el remedo del cuerpo del reo, con la filosomía rubra como el tizón, con trisca e denuestos parezca en las farsas e demás intremeses que forjan histriones, payasos e matachines.
No fue tan indulgente la opinión como la ley: además de la declaración de la esposa, había un indicio vehementísimo: la cuchillada que mató a la vieja, cuchillada certera y limpia, asestada de arriba abajo, como las que los matachines dan a los cerdos, con un cuchillo ancho y afiladísimo, de cortar carne.
porque, aunque a ustedes no les importe un rábano la noticia, han de saber que yo no tengo ayuda de cámara, ni gasto bata forrada ni sin forrar, ni pantuflas morunas, ni gorro persa; ni en mi cuarto de dormir hay pesados cortinajes, ni alfombra espesa, ni vegueros a granel; ni allí han entrado jamás damas misteriosas, ni vizcondes elegantes, ni bandidos de ninguna clase, ni matachines, ni maridos agraviados...
Los improvisados matachines iban tan huecos, como si llevasen al rey en el cuerpo, en dirección a la plaza, descargando sus arcabuces, con gran contentamiento de la muchedumbre que los vitoreaba, estimulándolos así para comerse crudos a los ingleses como quien come roastbeaf.
Estos son consagrados a describir los arcos de la ciudad, adornos de la plaza mayor, salvas, musicas, luminarias, arboles de fuego, mojigangas de parlampanes, enanos, gigantes, payas, gibaros, negros, matachines etc.
Y, para prueba desta verdad, digo que de suyo es cosa alegre, pues donde quiera que se suelta anda la risa y la chacota, y se hunde la casa, poniendo los inocentes sus manos en figura de arrancarse las narices, y mirándose unos a otros, como matachines.
En Riolobos, Cáceres. En Tarazona de la Mancha se danza un baile de palos llamado «los Matachines». En Caracuel de Calatrava (Ciudad Real) se celebran fiestas en honor al santo.
En enero se celebran el festival de luz paz y alegria en donde se elige a la señorita prado En agosto se celebra el reinado departamental del mar interior de Colombia y se elige la reina departamental El municipio de Prado en lo cultural tiene a los matachines, es la mayor representación de municipio en lo tangible y los Rajaleñas como folclor intangible.
Están los matachines, la representación de las leyendas, el mohán con su chicote y el mandingas o diablo que ya no asusta a nadie sino que juega con picardía.