masturbación


También se encuentra en: Sinónimos.

masturbación

s. f. Estimulación de los órganos genitales con la mano o con otros medios con el fin de proporcionar placer sexual. onanismo

masturbación

 
f. Placer sexual mediante excitación manual de los órganos sexuales.

masturbación

(mastuɾβa'θjon)
sustantivo femenino
acción mediante la cual se estimulan los órganos sexuales la masturbación en la adolescencia
Sinónimos

masturbación

sustantivo femenino
Traducciones

masturbación

Masturbation, Ipsation, Onanie, Selbstbefriedigung

masturbación

masturbation, wank

masturbación

masturbation

masturbación

masturbatie

masturbación

masturbacja

masturbación

masturbação

masturbación

мастурбация

masturbación

手淫

masturbación

手淫

masturbación

Masturbace

masturbación

onani

masturbación

אוננות

masturbación

자위

masturbación

onani

masturbación

SFmasturbation

masturbación

f masturbation
Ejemplos ?
El venerable Astete, sin reparo, :Y en verdad que ninguno lo acrimina :No fornicar prescribe en su doctrina :que es decir, no joder hablando claro. :Masturbación...
El cine, deliberadamente ñoño con los argumentos de sus películas, y depravado hasta fomentar la masturbación de ambos sexos, dos contradicciones hábilmente dosificadas, planteaba como única finalidad de la existencia y cúspide de suma felicidad, el automóvil americano, la cancha de tennis americana, una radio con mueble americano, y un chalet standard americano, con heladera eléctrica también americana.
DE SAINT-ANGE: Podría hacerlo mediante la simple vibración de mi mano; ¿veis cómo se irrita a medida que lo sacudo? Estos movimientos se llaman masturbación y, en términos de libertinaje, esta acción se llama menearla.
Singularmente descontentos por la torpeza de todas aquellas muchachas en el arte de la masturbación, impacientes por lo que habían experimentado sobre esto la víspera, Durcet propuso establecer una hora por la mañana, durante la cual se darían lecciones al respecto, y que por turno, cada uno de ellos se levantaría una hora más temprano, y como el momento del ejercicio sería establecido desde las nueve hasta las diez, se levantaría, digo, a las nueve para ir a dedicarse a este ejercicio.
Entonces, como un desesperado que se arroja desde un séptimo piso, él se arrojaba en el delicioso terror de la masturbación, queriendo aniquilar sus remordimientos en un mundo del que nadie podía expulsarlo, rodeándose de las delicias que estaban alejadas de su vida, de todos los cuerpos más distintos y hermosos, para los que se necesitarían una suma inmensa de existencias y dinero para gozar.
La Duelos advirtió aquella mañana que creía prudente ofrecer a las muchachas otros blancos para el ejercicio de la masturbación que no fuesen los jodedores que se empleaban o bien que cesaran las lecciones, por considerar que las muchachas estaban suficientemente instruidas.
Al terminar guardaba la cagada en su boca y, haciendo inclinar sobre él a la muchacha, que con una mano lo tenía cogido y con la otra se la meneaba, mientras gozaba el placer de esta masturbación cosquilleando el agujero mierdoso, era preciso que la muchacha comiese la mierda que acababa de dejarle en la boca.
Aquel día se interrumpieron igualmente las lecciones de masturbación a los jóvenes; eran inútiles ya y todos sabían menearla como las más hábiles putas de París.
Algunas de estas desgraciadas a los veintisiete años estaban aún en la masturbación y la mentira, otras, más jóvenes, le hacían preguntas que lo divertían extraordinariamente: —»¿Cómo eran los prostíbulos?» —»¿Sentían felicidad esas mujeres de llevar una vida semejante?» —¿Eran felices los hombres con ellas?
DOLMANCÉ: Siempre ponéis demasiada blandura en vuestros movimientos; apretad mucho más la polla que meneáis, Eugenia: si la masturbación sólo es agradable porque comprime más que el goce, la mano que coopera tiene que volverse, para el aparato que trabaja, un lugar infinitamente más estrecho que ninguna otra parte del cuerpo...
La desobediencia a la prohibición de empuñar la vara -inequívocamente fálica en el sueño-, la producción de un líquido por el acto de golpear con ella y la amenaza de muerte: he aquí reunidos todos los factores de la masturbación infantil.
El sujeto que no ha realizado jamás el coito, ni ha buscado tampoco, en la vida real, el comercio sexual con personas de su propio sexo, se representa el comercio sexual conforme al modelo de la masturbación a la que se entregó en su pubertad.