maravilloso

(redireccionado de maravillosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

maravilloso, a

1. adj. Que causa gran admiración por tener alguna cualidad extraordinaria vimos un paisaje maravilloso; estoy leyendo un libro maravilloso . fantástico, magnífico horrible
2. Que no tiene explicación dentro de las leyes naturales ocurrió entonces un maravilloso suceso. portentoso, prodigioso

maravilloso, -sa

 
adj. Extraordinario, excelente, admirable.

maravilloso, -sa

(maɾa'βiʎoso, -sa)
abreviación
1. que es muy bueno o posee cualidades extraordinarias una cena maravillosa
2. que no responde a leyes naturales hechos maravillosos
Sinónimos
Traducciones

maravilloso

عجيب, عَجِيب, مُدْهِشٌ

maravilloso

поразителен, чудесен

maravilloso

meravellós

maravilloso

merveilleux

maravilloso

dásamlegur

maravilloso

素晴しい, すばらしい

maravilloso

fantastich, geweldig

maravilloso

maravilhoso

maravilloso

underbar, fantastisk

maravilloso

奇妙, 奇妙的, 绝妙的

maravilloso

báječný, úžasný

maravilloso

fantastisk, vidunderlig

maravilloso

ihana, ihmeellinen

maravilloso

čudesan, prekrasan

maravilloso

놀라운

maravilloso

vidunderlig

maravilloso

ดีเยี่ยม

maravilloso

harika

maravilloso

kỳ diệu

maravilloso

נפלא

maravilloso

ADJ
1. (= magnífico) → wonderful, marvellous, marvelous (EEUU)
tengo dos hijos maravillososI have two wonderful o marvellous children
he tenido una maravillosa ideaI've had a wonderful o marvellous idea
2. (= mágico) → magic
la lámpara maravillosa de AladinoAladdin's magic lamp

maravilloso-a

a. marvelous, wonderful.
Ejemplos ?
-Si no vas a gastar naíta; si lo que vas a hacer es recrear los ojos de tu cara en una cosa maravillosa, una pana que acabo de recibir, y que ya tengo vendía; una pana que sólo las personas de gusto, como tú, son capaces de apreciarla.
Quien esté iniciado en los misterios del amor hasta el punto en que estamos, después de haber recorrido en un orden conveniente todos los grados de lo bello, llegado al término de la iniciación, descubrirá de repente una maravillosa belleza...
CAPÍTULO I Cual genio colosal escapado de una lámpara maravillosa, la noche expandía sus espeluznantes manazas sobre la ciudad y en rítmicos y voluptuosos pases mágicos la iba envolviendo entre sus nebulosos abrazos.
La Albufera, inmensa laguna casi confundida con el mar, llegaba hasta las murallas; la huerta era una enmarañada marjal de juncos y cañas que aguardaba en salvaje calma la llegada de los árabes que la cruzasen de acequias grandes y pequeñas, formando la maravillosa red que transmite la sangre de la fecundidad; y donde hoy es el Mercado extendíase el río, amplio, lento, confundiendo y perdiendo su corriente en las aguas muertas y cenagosas.
Fortino Hipólito Vera, Canónigo entonces de la Colegiata y exaltado aparisionista, la tradujo en seguida al castellano y la inserto en su abultado e indigesto volumen que lleva por título "Contestacion historico-crítica en defensa de la Maravillosa Aparicion de la Sanisima Virgen de Guadalupe, al anonimo intitulado: Exquisitio Historica." -Queretaro.
Entonces Vávara se dignó ayudarlo. Por algún medio misterioso su vestido cedió y la descubrió en su maravillosa belleza desnuda a los ojos del sirviente.
Tres días después volvió Rubens, enteramente solo, a aquella humilde capilla, deseoso de contemplar de nuevo la maravillosa pintura, y aun de hablar otra vez con su presunto autor.
Partiendo de allí, envueltas en densa niebla marchan al abrigo de la noche, lanzando al viento su maravillosa voz, con himnos a Zeus portador de la égida, a la augusta Hera argiva calzada con doradas sandalias, a la hija de Zeus portador de la égida, Atenea de ojos glaucos, a Febo Apolo y a la asaeteadora Ártemis, a Poseidón que abarca y sacude la tierra, a la venerable Temis, a Afrodita de ojos vivos, a Hebe de áurea corona, a la bella Dione a Eos al alto Helios y a la brillante Selene, a Leto, a Jápeto, a Cronos de retorcida mente, a Gea, al espacioso Océano, a la negra Noche y a la restante estirpe sagrada de sempiternos Inmortales.
Sin dejarle tiempo para añadir una palabra, me levanté envuelto en este mismo manto que veis, porque era invierno, y tendiéndome sobre la vieja capa de este hombre, ceñí con mis brazos a esta divina y maravillosa persona y pasé a su lado toda la noche.
¡Ser! Y deambulaba anónimo por las calles como... ALADINO Y LA LÁMPARA MARAVILLOSA. Las once... La oficina de gobierno se encuentra en pleno apogeo.
¡Abrázame fuerte! ¡Fuerte! ¡Aaaah! - ¡Virginia! ¡Virginia maravillosa! ¡Maravillosa! ¡Ma ra vi lio sa...! - ¡Qué pasa contigo! ¿Por qué no estás lista?
El chino piensa en hechizos que los convierta en sumisos. -¡Lámpara maravillosa, ilumíname la choza! ¡Que mis chinitos chillones monten ponis de a montones!