maravedí

maravedí

(Del ár. murabiti, relativo a los almorávides, que acuñaron esta moneda.)
1. s. m. COMERCIO, HISTORIA Antigua moneda española que ha tenido diferentes valores y calificativos.
2. no importar o importar algo un maravedí Tener muy poco valor o ninguno no les importó un maravedí que te fueras, de hecho, no te echaron de menos.
NOTA: En plural: maravedíes, maravedises

maravedí

 
m. Moneda española, efectiva o imaginaria, de diferentes valores y calificativos.
maravedí alfonsí, blanco o de plata Moneda castellana de plata del s. XV.
maravedí burgalés Moneda de vellón de los reinos de Asturias, León y Castilla, del s. XIII.
maravedí de oro Moneda de oro de los reinos de Asturias, León y Castilla, del s. XIII.
maravedí novén o viejo Moneda castellana de vellón, de los ss. XIV al XVI.
Traducciones

maravedí

SM (maravedís o maravedises (pl)) old Spanish coin
Ejemplos ?
Francisco Trigueros, alcalde y ejecutor de la Hermandad de los Reinos de la Corona de Aragón fue enviado a Haro a recoger informes sobre dichos impuestos y basándose en estos se suprimió el del Tirón y se modificó el del Ebro para que solo se cobrase un maravedí a las caballerías que pasasen cargadas y al resto nada, debiendo dedicar la villa lo recaudado al mantenimiento del puente en buen estado.
Los lugares en litigio fueron El rey terminó el litigio vendiendo al abadiado, en agosto de 1391, los derechos que él tenía y podía tener en la jurisdicción civil y criminal de estos pueblos, como el derecho a exigir el «maravedí o monetático cada siete años», como se hacía en todo el reino.
En el elenco de los préstamos de la mitra burgense, datado entre los años 1247 y 1257, el préstamo de Mahamud está tasado en 95 maravedís de oro o su equivalente a 950 corderos añales, a diez corderos añales por un maravedí.
Quejábaseme el mal ciego, porque al tiento luego conocía y sentía que no era blanca entera, y decía: “¿Qué diablo es esto, que después que conmigo estás no me dan sino medias blancas, y de antes una blanca y un maravedí hartas veces me pagaban?
Los presupuestos van en boga. El Conservatorio de Música no ha podido sacar un maravedí a la nación. Primero se contentó con 600.000 reales, luego ya pidió 400.000, después subió hasta 80.000.
Ya que la longaniza había pringado y comídose las pringadas, sacó un maravedí de la bolsa y mandó que fuese por el de vino a la taberna.
-¡Señora! -¿Me ha enviado usted esta esquela? -Estoy sin un maravedí; mi amigo no la conoce a usted... es un hombre ordinario... y como hemos dado y a más de lo que valen los adornos que tiene usted ahí...
Siguiose a esta escena la de un jugador perdidoso que había perdido el último maravedí, y necesitaba armarse para volver a jugar; dejó un reloj, tomó diez, firmó quince, y se despidió diciendo: «Tengo corazonada; voy a sacar veinte onzas en media hora, y vuelvo por mi reloj».
José de Ormaza y Coronel vino al Perú en los tiempos de Amat, y hallándose sin un maravedí ni de dónde le viniese, se encaminó una mañana a Palacio y solicitó audiencia del virrey.
atención, señor juez: las cosas claras y en su lugar: también digo que en la vida he cogido ni el valor de un maravedí de lo que llevan las muertas a la sepultura.
Entendido está que la Inquisición se echó sobre el último maravedí de la mazamorrera y que los terranovas la negaron obediencia y la destituyeron.
Questión de graveza e magna cuantía aquesa fue estonce; ca, en eras ansí de puro cripterio mesmísima cosa, idéntico efeto facían en las pesas de la morale, en punto a delinqüenza, un maravedí que un cuento de reales.