maligno

(redireccionado de malignos)
También se encuentra en: Sinónimos.

maligno, a

(Del lat. malignus.)
1. adj./ s. Que tiende a actuar o pensar con maldad es un chico maligno y por eso no tiene amigos. perverso, taimado
2. De índole perniciosa su comportamiento tuvo un claro efecto maligno. dañino
3. MEDICINA Se aplica a la enfermedad que tiene una evolución negativa le descubrieron un tumor maligno. benigno
NOTA: También se escribe: malino

maligno, -na

 
adj.-s. Propenso a pensar u obrar mal.
adj. De índole perniciosa.
m. fig.teol. El maligno. El demonio.

maligno, -na

(ma'ligno, -na)
abreviación
1. persona que tiene tendencia a hacer daño o desear el mal de los demás hombres malignos
2. que implica o denota maldad un deseo maligno
3. que produce daño o prejuicio un vicio maligno
4. enfermedad que evoluciona de modo adverso un tumor maligno
5. espíritu que representa el mal Sentía a su alrededor una fuerza maligna.

maligno


sustantivo masculino
ser sobrenatural que representa el mal no temer al Maligno
Sinónimos

maligno

, maligna
adjetivo y sustantivo
Traducciones

maligno

maligno

maligno

zhoubný

maligno

ondartet

maligno

pahansuopa

maligno

malin

maligno

zloćudan

maligno

悪意のある

maligno

극히 해로운

maligno

schadelijk

maligno

ondartet

maligno

złośliwy

maligno

maligno

maligno

elakartad

maligno

เป็นอันตราย

maligno

kötücül

maligno

ác tính

maligno

恶性的, 恶性

maligno

惡性

maligno

A. ADJ
1. (Med) → malignant
2. (= perverso) [persona] → evil; [influencia] → pernicious, harmful; [actitud, observación] → malicious
B. SM el malignothe Devil, the Evil One

maligno-a

a. malignant, virulent, pernicious, having a destructive effect;
neoplasia ___cancer
.

maligno -na

adj malignant
Ejemplos ?
Marchaban en fila india, completamente desnudos, mostrando vientres enormes en cuerpos flaquísimos, con collares de vértebras de serpiente en torno del cuello, para librarse del mal de ojo de los genios malignos de la selva.
Algunas consecuencias son: Anorexia o pérdida del apetito Alteraciones del sueño Depresión Temblor Impotencia sexual (cáncer o tumores malignos en próstata, huesos y en las mujeres en mama, ovarios y útero) Cefalea, migrañas, disminución de la libido (problemas de pareja) astenia, desánimo Problemas en el embrión o feto como parálisis Hidrocefalia Labios leporinos Fibrosis quística Esterilidad en el hombre Formación de cataratas.
Verdad es que estas sensaciones hostiles podían haber sido provocadas, hasta cierto punto, por unos extraños arrebatos de sentimientos malignos y criminales, incomprensibles para mí mismo, que despertaban de tarde en tarde dentro de mí...
Esteban, exclamó don Dionís con aire burlón, sigue los consejos del preste de Tarazona no hables de tus encuentros con los corzos amigos de burlas, no sea que haga el diablo que al fin pierdas el poco juicio que tienes, y pues ya estás provisto de los evangelios, y sabes las oraciones de San Bartolomé vuélvete a tus corderos, que comienzan a desbandarse por la cañada. Si los espíritus malignos tornan a incomodarle ya sabes el remedio: paternoster y garrotazo.
1 Finalmente, hermanos, orad por nosotros para que la Palabra del Señor siga propagándose y adquiriendo gloria, como entre vosotros, 2 y para que nos veamos libres de los hombres perversos y malignos; porque la fe no es de todos.
Cuánto incitan al hombre a los vicios los espíritus malignos, cuando para hacer las maldades interponen su ejemplo como una autoridad divina Y de cuanto va referido, ¿quién no entiende, quién no advierte, sino es el que gusta más de seguir e imitar semejantes dioses que apartarse con la divina gracia de su infame compañía, cuánto procuran los malignos espíritus acreditar los vicios y maldades con su ejemplo como con autoridad divina?
(¡Ya basta!) Dije como en pesadilla. Los malignos se dirigían gritando procacidades hacia mí. Fue en ese instante cuando desesperado, me lancé al mar y me sumergí pensando ¡Fuerte soy!
Siempre andaba avizorando por si en algún sitio descubría la ridícula jeta, la desportillada boca y los malignos ojos emboscados tras las cerdas grises de jabalí del donante de la milagrosa lima.
En ese momento Jesús curó a varias personas afligidas de enfermedades, de achaques y de espíritus malignos y devolvió la vista a algunos ciegos.
Un día cuando ninguno sospechaba traiciones, un hombre a quien Don Antonio había extendido la mano para ayudarlo, para salvarlo de su miseria, aprovechando el alejamiento de su protector, ausentado de Tabasco para viajar hasta donde los recuerdos lo obligaban a volver, como siempre, al transcurrir un bien dado a los espíritus malignos, volteó el rostro y volviendo los favores, al quedar a su cargo los negocios, fingió una quiebra total para apoderarse de los bienes ajenos, ganados en el esfuerzo y en la honradez.
Las gentes sin higiene ni urbanidad, de feas trazas, avaros, torpes, o malignos y rudos, mantienen, lo confieso, mis entusiasmos mudos.
El Pelirrojo, acostumbrado a los desdenes de la gitana, sonríe apicaradamente y le responde mirándola con ojos malignos y acendradores: -Eso es que tú no te has fijao bien en la mía presonita, y además que tú podrás encontrar la mar de hombres con mejor estampa y mejor vestío que yo, pero no encontrarás ninguno de mejores centros que mangue ni de mejores propósitos ni que te quiera lo mesmo que yo te quiero.