malicioso

(redireccionado de maliciosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

malicioso, a

adj./ s. Que tiene malicia o picardía.

malicioso, -sa

 
adj.-s. Que interpreta las cosas con malicia.
adj. Que contiene malicia.

malicioso, -sa

(mali'θjoso, -sa)
abreviación
que hace las cosas con mala intención y es malpensado de los demás Su compañero de estudios se comportaba de manera maliciosa.
Traducciones

malicioso

boshaft, hinterfotzig, maliziös, verschmitzt, böswillig, listig

malicioso

mazaný, zlomyslný

malicioso

ondsindet, snedig

malicioso

ilkeä, viekas

malicioso

méchant, rusé

malicioso

prepreden, zlonamjeran

malicioso

ずるい, 悪意のある

malicioso

교활한, 악의 있는

malicioso

kwaadwillig, sluw

malicioso

ondskapsfull, slu

malicioso

illvillig, slug

malicioso

ซึ่งมีเล่ห์เหลี่ยม อย่างฉลาดแกมโกง, มุ่งร้าย

malicioso

hiểm, ranh mãnh

malicioso

惡意

malicioso

ADJ
1. (= malintencionado) → malicious, spiteful
2. (= pícaro) → mischievous
una mirada maliciosaa mischievous look
3. (= astuto) → sly, crafty
4. (= malo) → wicked, evil

malicioso-a

a. malicious, malignant.
Ejemplos ?
Y corrió, como una gata alegre adonde se hallaba la buena abuela, rezando a la callada sus rosarios y responsorios. Con risa descocada de educanda maliciosa, con aire de locuela: -¡Eh, abuelita!
Déjate, pues, ya de habladurías, que te han de costar la vida, o la lengua; imítame a mí, y escribe sólo de aquí en adelante cartas simples y serias de familia, como ésta, donde cuentes hechos, sin reflexiones, comentarios ni moralejas, y en las cuales nadie pueda encontrar una palabra maliciosa, ni un reproche que echarte en cara, sino la sencilla relación de las cosas que natural y diariamente en las Batuecas acontecen; o lo que sería mejor, ni aun eso escribas, que para que esta habilidad no se te olvide, bastará que pongas semanalmente la cuenta de la lavandera.
Era su faz sonrosada; sus bandós de dulce tono castaño con reflejos rubios; sus azules ojos de apacible y un tanto maliciosa mirada; su bien modelada frente; su respingada y picaresca nariz; en suma: sus facciones tal cual rodaron estampadas en el cuño de los metales y en el papel de los sellos.
Todos miramos, no sin maliciosa expresión, a Pareja, que se puso algo escarlata y adoptó una expresión indiferente para disimular.
Pero, si el gobierno acepta la especie maliciosa de confundir toda acción anticomunista con acción contraria al Ejecutivo y secunda dócilmente el plan de esas fuerzas, tratando de eliminar la intervención política al auténtico bolivianismo, expresado en FSB; suya será la responsabilidad monstruosa de haber entregado al sacrificio y las ansias de un pueblo patriota a los que representan la antítesis de los ideales cívicos de la bolivianidad.
Iba vestida de un modo algo descuidado, y su nariz parecía una prolongación de su dedo o viceversa, a causa de la dificultad de que he hablado, y con la cabeza inclinada a un lado y guiñando un ojo de la manera más maliciosa, empezó por fijar en Steerforth sus ojillos penetrantes, después de lo cual dejó escapar un torrente de palabras.
-Ahora, fíjese -dijo en el momento de llegar a la puerta, volviéndose a mirarme con el dedo levantado y expresión maliciosa- Tengo razones para suponer, por lo que he oído decir (pues siempre tengo el oído pronto; debo utilizar las facultades que poseo), que han partido para el extranjero.
Los detalles se precisaban en mi memoria e iba saboreando la audacia maliciosa de nuestro Cañita, cuando un palo asestado de atrás sobre mi cabeza hizo caer a pique en el aturdimiento mis remembranzas.
262.- Serán reprimidos con tres a seis años de reclusión menor, todo empleado público y toda persona encargada de un servicio público que hubieren maliciosa y fraudulentamente, destruido o suprimido documentos o títulos de que fueren depositarios, en su calidad de tales, o que les hubieren sido encomendados en razón de su cargo.
A la maliciosa insinuación del viejecillo siguió, a poco, un chaparrón de detalles comprometedores y de observaciones harto expresivas.
-¡Bah!, pos si no es más que por el Tomatera, eso ya está más liso que la parma de la mano -dijo el Matraca, encogiéndose de hombros y sonriendo con maliciosa expresión.
Hubo un silencio que no llamaré solemne porque no lo era. Todos los circunstantes esperaban con maliciosa curiosidad el discurso de Gómez.