malhechor


También se encuentra en: Sinónimos.

malhechor, a

adj./ s. Que comete delitos habitualmente por fin pudieron detener a los malhechores. delincuente

malhechor, -ra

 
adj.-s. Que comete acciones culpables.

malhechor, -ra

(male'ʧoɾ, -ɾa)
abreviación
persona que comete delitos de manera habitual un abogado malhechor

malhechor, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona que comete delitos de manera habitual una banda de malhechores
Sinónimos

malhechor

, malhechora
adjetivo y sustantivo
criminal, delincuente*, gamberro, facineroso, forajido, maleante.
Facineroso se aplica al delincuente habitual.
«La voz malhechor se usa comúnmente con referencia a aquellas acciones malas que se oponen al buen orden de la sociedad, al derecho de los ciudadanos, a la tranquilidad y buen gobierno del Estado; y como no hay legislación que no las prohíba, todo malhechor delinque, quebanta la ley, y no es extraño que se tome indistintamente una voz por otra, porque las ideas que representan, aunque diferentes, es difícil que se encuentren separadas. Si no hubiera leyes, el malhechor no sería delincuente. En tiempo de los antiguos tiranos el delincuente pudo no ser malhechor
José López de la Huerta

malhechor:

granujamaleante, bandido, delincuente, criminal,
Traducciones

malhechor

darebák

malhechor

slyngel

malhechor

Betrüger

malhechor

konna

malhechor

escroc

malhechor

varalica

malhechor

ペテン師

malhechor

사기꾼

malhechor

oplichter

malhechor

kjeltring

malhechor

oszust

malhechor

desonesto

malhechor

жулик

malhechor

skurk

malhechor

คนทุจริต

malhechor

düzenbaz

malhechor

kẻ lừa gạt

malhechor

骗子

malhechor

SM/Fdelinquent, criminal
banda de malhechoresbunch of delinquents
Ejemplos ?
Experimentaba cierta satisfacción por la justicia que tenía entre manos, y no dudaba de que ese asunto iba a tener alguna resonancia, pues no se trataba de vulgares raterías sino de las hazañas de un avezado malhechor que durante años había vaciado los bolsillos de la gente en las mismas narices de la autoridad, y seguramente habría continuado vaciándolos, si él no hubiese estado allí para impedirlo, descubriendo el engaño de que se valía para sus fines el criminal.
La sirvienta, que también se había levantado, tenía mucho miedo, agarraba al sacerdote de la sotana y le decía temblorosa: "Señor cura, no vaya allí, se lo ruego, que es un malhechor".
Tuvo el uno por padre aquel a quien llamaban el Estratega, y el otro es hijo de Strofio, forjador de astucias, semejante á Odiseo, y silenciosamente pérfido, pero fiel á sus amigos, esforzado en el combate, hábil en la guerra y dragón exterminador. ¡Perezca por su tranquila prudencia ese malhechor!
El primer día en que debían hacerlos sacaron al suplicio a un malhechor en presencia del pueblo romano...
Si Pedro, siendo hechicero y malhechor, hizo que el mundo amase así a Cristo, ¿qué hizo Cristo, siendo inocente, para que con tanto cariño le amase Pedro?
Si dijeran: éste es un malhechor, un transgresor de la ley, un alborotador que con engaños alborota el pueblo, mintieran, como mintieron cuando lo decían; pero eran causales más congruentes a lo que solicitaban, que era quitarle la vida; mas dar por causal que hace cosas señaladas, no parece de hombres doctos, cuales eran los fariseos.
Recelaba vagamente que fuese un malhechor, porque, mirándole a la claridad de la lámpara y de la llama, encontraba que parecía recio y sólido: su espinazo se enderezaba, su cutis amoratado y marchito recobraba coloración saludable, y su pelo, al secarse, se arremolinaba con brío en las sienes.
Con un fruncimiento de cejas, que indicaba una austeridad diez veces mayor, preguntó a aquel malhechor desconocido a qué había venido allí y qué buscaba.
Entretanto Heredia había sido preso en la plaza de la Universidad por algunos transeuntes, que, viéndole correr después de haber sonado aquel tiro, lo tomaron por un malhechor.
Millares de víctimas os contemplan y esperan ver en vosotros el gesto de la dignidad altiva protestando de la vileza que os suponen los corifeos de Porfirio Díaz. Recordad siquiera los crímenes que ese malhechor ha cometido junto a vosotros.
Las dos pesas y las dos medidas carecen de uso en el criterio libertario; la ciencia, negando el libre arbitrio en los individuos destruye la base de las actuales y bárbaras instituciones penales, los revolucionarios no establecemos criterios diferentes para los actos del malhechor en grande y el malhechor en pequeño...
Sabía que un delito, si no se disculpa con otro, no se asegura; que el malhechor considerado padece el castigo, y que el temerario, si bien le merece, le dilata.