malhadado

(redireccionado de malhadada)
También se encuentra en: Sinónimos.

malhadado

, -da adj. Que no tiene suerte. desafortunado, desgraciado, desventurado. afortunado.

malhadado, -da

 
adj. Infeliz, desgraciado, desventurado.
Sinónimos

malhadado

, malhadada
Traducciones

malhadado

ADJill-fated, ill-starred
Ejemplos ?
Pocos días después, llegó Pedro de Alvarado a las llanuras de Ambato, con un ejército completamente débil; ya que muchos meses padecieron la inclemencia de la selva costanera, en la que se perdieron porque los guías indígenas, a quienes cogieron a la fuerza, lograron huir; por esta razón, no estaban en condiciones de enfrentarse con los hombres de Almagro y Belalcázar y mejor llegaron a un arreglo amistoso, que consistió en que Alvarado debía recibir cien mil pesos por los gastos que había hecho en tal malhadada expedición y, en cambio, Almagro y Pizarro consiguieron que Alvarado les cediera los barcos, caballos y hombres que quisieran quedarse al servicio de Francisco Pizarro.
Por último, después de una serie de malentendidos, en parte causados porque el infante don Enrique tiene que salir de Sevilla huyendo por haber disgustado al rey, que cree que su hermano le intentaba matar con la malhadada daga, don Gutierre se convence de que su honor está en peligro, a pesar de que en realidad no tiene pruebas.
Temió el gobierno insurgente de Buenos Aires los efectos de una conjuración ya descubierta, temió la ira de los gabinetes europeos de cuyo apoyo necesitaba para consolidar su malhadada independencia y despachó sin dilación órdenes presurosas para contener el puñal fratricida.
En respuesta a la cantidad de aspirantes el ex rector Horacio Sanguinetti ha procurado extender el modelo a otros colegios, pero cuenta, "desde la Secretaría de Educación no logré difundirlo por la potencial amenaza de la malhadada Ley Federal de Educación", aunque consideraba un éxito el modelo extendido al Colegio Nacional de Ushuaia, al Nacional de San Isidro y al Instituto Libre de Segunda Enseñanza.
Por esta razón, no estaban en condiciones de enfrentarse con Diego de Almagro y Sebastián de Belalcazár y prefirieron llegar a un arreglo amistoso el 26 de agosto de 1534, que consistió en que Pedro de Alvarado recibiría una indemnización por los gastos que había hecho en tan malhadada expedición y, a cambio, Diego de Almagro y Gonzalo Pizarro consiguieron que Pedro de Alvarado les cediera los barcos, caballos y hombres que quisieran quedarse.
on Sebastián, rey de Portugal (título original en francés, Dom Sébastien, Roi de Portugal) es una grand opéra en cinco actos con música de Gaetano Donizetti y libreto en francés de Eugène Scribe, basado en la obra de Paul Foucher Don Sébastien de Portugal (1838), una ficción histórica sobre el rey Sebastián de Portugal (1554-1578) y su malhadada expedición de 1578 a lo que hoy es Marruecos.
Gonzalo Pizarro, mientras tanto, pasando mil penurias regresó a Quito a los dos años de haber partido, con apenas decenas de famélicos y desnudos españoles, únicos sobrevivientes de la malhadada expedición.
Todo por la malhadada lucha intestina de algunos de sus hijos, que como bien lo dijera, en 1920, el historiador local José María Núñez Molina: “Tenerife no prospera porque algunos de sus hijos son como la serpiente que se arrastra y mira con envidia el vuelo de las águilas…” Por sus heroicos destinos, su importancia humana, comercial, geográfica y política, Tenerife llegó a convertirse en Departamento y Capital de Departamento.
Alvarado, que no había dejado destacamentos en zonas dominadas, no estaba en condiciones de enfrentarse a Almagro y Belalcázar, por lo que prefirió llegar a un arreglo amistoso el 26 de agosto de 1534, que consistió en que Pedro de Alvarado recibiría una indemnización por los gastos que había hecho en tan malhadada expedición y, a cambio, Diego de Almagro y Gonzalo Pizarro consiguieron que Pedro de Alvarado les cediera los barcos, caballos y hombres que quisieran quedarse.
ierra del sol amada, donde, inundado de su luz fecunda, en hora malhadada, y con la faz airada, me vio el lago nacer que te circunda.
… cosa que ocurre el 20 de marzo de 1827, los miembros de la “Sala” votaron a libro cerrado, el 31 del mismo mes entre aplausos de la barra, según el acta respectiva, la adopción por la Provincia de la malhadada Carta Política rivadaviana de 1826.
Al cabo de un mes, de pronto, sin preámbulos, Regina anunció a su madre que estaba dispuesta a la unión con don Elías. Su consuelo era que nadie conociese la malhadada y defraudada ilusión...