magno


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con magno: mango

magno, a

(Del lat. magnus.)
1. adj. Que es grande e importante la inauguración oficial se celebra en el aula magna.
2. Se aplica a personas ilustres para señalar su grandeza Alejandro magno.

magno, -na

 
adj. Grande moralmente.
Aplíc. como epíteto a algunas personas ilustres: Alejandro Magno.

Magno (Magnus)

 
Nombre de varios reyes de Noruega.
Magno I Olafsson, el Bueno (1024-47) Rey de Noruega en 1035-47. Restableció provisionalmente la unión noruego-danesa.
Magno III, Barfot (1073?-1103) Rey de Noruega en 1093-1103. Conquistó las Orcadas y las Hébridas y atacó Irlanda.
Magno VI, el Legislador (1238-80) Rey de Noruega en 1263-80. Puso el control de la justicia bajo el Estado.
Magno VII, Eriksson (1316-74) Rey de Noruega en 1319-43 y de Suecia en 1319-64. Dominó Ascania y Halland.

magno, -na

('magno, -na)
abreviación
que tiene gran importancia o tamaño una obra magna
Sinónimos

magno

, magna
adjetivo
grande*.
Grande se utiliza en sentido moral. Cuando magno se refiere a cosas materiales, les da cierta dignidad o nobleza; por ejemplo: aula magna de la Universidad. No decimos de un animal o de un lebrillo que son magnos, sino grandes.

magno:

magníficosoberbio, egregio, excelso, colosal,
Traducciones

magno

magne

magno

groß

magno

mahatva

magno

grande

magno

magno

magno

伟大,

magno

ADJ (liter) → great
V tb Alejandro, aula, carta 3
Ejemplos ?
Lo mismo atestiguó San Gregorio Magno con estas palabras: «Confesamos que el poder les viene del cielo a los emperadores y reyes»(9).
Con él llega a Damasco a paso quedo, y de él siente entretanto la pelea que ha hecho disponer en magno ruedo el rey de Siria en la ciudad caldea, y que a cualquiera allí, de cualquier credo, o sea cristiano, o de otro dogma sea, en toda la ciudad se le asegura, durante el tiempo que la fiesta dura.
Poder existir sin temor a lo desconocido, ser magno, infinito, como un dios; aunque los dioses tampoco duran, el hombre los cambia a su imagen y conveniencia.
Asombrado contemplaba todo aquello cuando escuché, un ronco y grueso vozarrón que hizo estremecer el recinto y a mí me fulminó de sobresalto: —¿Quién eres tú, insignificante enano y qué haces en mi reino, el reino del Magno Efrit?
Había estantes repletos de libros clásicos y de teología, y otra librería con tratados de magia: de Paracelso, Alberto Magno, Tritemius, Ilermes Trismegisto, Boreilus y demás, en extraños caracteres cuyos títulos no fui capaz de descifrar.
A ti en el Campo menor te buscamos, a ti en el Circo, a ti en todos los libelos, a ti en el templo sagrado del supremo Júpiter. A la vez, del Magno en el paseo, a las mujercillas todas, amigo, prendí, a las que con rostro vi, aun así, sereno.
Uno de los vampiros que me llevaba le dijo a su rey: ¾Aquí tienes, oh rey de la maldad, al muchacho del que nos han hablado tanto las magas como y el Magno Efrit.
Se crea el Primer Curso de Especialización durante esta administración. En 1956, es designado Rector el Señor Magno Napoleón Astudillo Romero, después de haber sido Encargado desde 1955.
Nosotros, o muchos de los sabios nuestros, como CUAUHTLATOATZIN, que después fue llamado Juan Diego, se afanaba por descubrir el porqué le daban una forma humana a Dios, si el TEOTL, la potencia, el magno poder cósmico, era algo superior, tan inmenso y grandioso que ningún hombre podría ser como él, la infinita energía creadora.
Un grito estranguló mi garganta y me despeñé; la cabeza me daba de vueltas en enloquecedor vértigo: alucinaba el desierto, el venadillo santo, la Emperatriz de las Magas Luminosas, la Reina de las Magas de la Oscuridad, el Magno Efrit, los ogros, los duendecillos, los vampiros, los murciélagos, las momias, todos.
Yo soy Marramaquiz; yo, noble al doble de todo gato de ascendiente noble: si tú de Zapirón, yo de Malandro, gato del macedón Magno Alejandro desciendo, como tengo en pergamino, pintado de colores y oro fino, por armas un morcón y un pie de puerco, de Zamora ganados en el cerco, todo en campo de golas, sangriento más que rojas amapolas, con un cuartel de quesos asaderos, roeles en Castilla los primeros.
Y navegan muy floridas, coqueteando al avanzar; y con orgullo las miraban los Porteños al pasar. Aclamando muy dichosos, por este magno evento; agradeciéndote desde lejos, todo su gran contento".