magno

(redireccionado de magnas)
También se encuentra en: Sinónimos.

magno, a

(Del lat. magnus.)
1. adj. Que es grande e importante la inauguración oficial se celebra en el aula magna.
2. Se aplica a personas ilustres para señalar su grandeza Alejandro magno.

magno, -na

 
adj. Grande moralmente.
Aplíc. como epíteto a algunas personas ilustres: Alejandro Magno.

Magno (Magnus)

 
Nombre de varios reyes de Noruega.
Magno I Olafsson, el Bueno (1024-47) Rey de Noruega en 1035-47. Restableció provisionalmente la unión noruego-danesa.
Magno III, Barfot (1073?-1103) Rey de Noruega en 1093-1103. Conquistó las Orcadas y las Hébridas y atacó Irlanda.
Magno VI, el Legislador (1238-80) Rey de Noruega en 1263-80. Puso el control de la justicia bajo el Estado.
Magno VII, Eriksson (1316-74) Rey de Noruega en 1319-43 y de Suecia en 1319-64. Dominó Ascania y Halland.

magno, -na

('magno, -na)
abreviación
que tiene gran importancia o tamaño una obra magna
Sinónimos

magno

, magna
adjetivo
grande*.
Grande se utiliza en sentido moral. Cuando magno se refiere a cosas materiales, les da cierta dignidad o nobleza; por ejemplo: aula magna de la Universidad. No decimos de un animal o de un lebrillo que son magnos, sino grandes.

magno:

magníficosoberbio, egregio, excelso, colosal,
Traducciones

magno

magne

magno

groß

magno

mahatva

magno

grande

magno

magno

magno

伟大,

magno

ADJ (liter) → great
V tb Alejandro, aula, carta 3
Ejemplos ?
La acción del homenaje a los precursores de nuestras instituciones y conquistas revolucionarias, es propicia para que, sin amenaza de la respetabilidad de sus autoridades, de la tranquilidad y del orden público, ni del Estado, se destierren las normas inquisitoriales del Código Penal que obstaculizan la plena consolidación de las instituciones, porque implican la negación del libre ejercicio de derechos humanos, reconocidos como inalienables e imprescriptibles por las cartas magnas contemporáneas.
Edgard desdeñó la ignominia de un aire tan impuro, y se recluyó otra vez en sus magnas residencias, en sus mansiones, donde a placer se le ofrecían las beatitudes de una existencia inimitable, y donde se alzaba el telón de encaje bordado de perlas, para descubrir el espectáculo de la miseria y el dolor.
Releílo, y plenamente convencido ya de qu,e en letras de molde estaban tan magnas revelaciones y garantiza- das con la firma del anciano procer, doblemente obligado á ser veraz, ya por la fama de su nombre y circunspección que dan los afíos, ya por estar pisando los umbrales de esa eternidad que quince días después se abriera para él, díjeme parodiando á Florentino Sanz : Tiene el destino ironías, mi general, muy siniestras...
Reconocer la omnipotencia de un Parlamento es, acaso, más absurdo que admitir la infalibilidad de un concilio: siquiera en las magnas reuniones de los clérigos ergotizan y fallan hombres que saben latín y cánones, mientras en los congresos divagan y legiferan personajes que a duras penas logran recordar cuántos dedos llevan en cada mano.
Ubicarnos en la contemporaneidad, prepararnos para asumir responsablemente nuestra condición de país con magnas posibilidades, reto de este tiempo que usted enfrenta serenamente.
ntre las rocas azotadas, con estrépito, por las magnas olas del mar Cantábrico, lavadas por lluvias torrenciales y fertilizadas, al mismo tiempo, por una constante y tibia humedad, vive en paz una población humilde y ruda, sin más ambición que sacar del mar bravío, con riesgo de la vida, o de las quebradas de su escabrosa tierra, a fuerza de trabajo, su frugal sustento.
No estoy hablando contigo la lengua de los estoicos, sino de manera mucho más llana: nosotros decimos que todo aquello que nos arranca gemidos y mugidos son ligerezas dignas de desprecio. Dejemos de lado tan magnas palabras - pero por los dioses, ¡cuán ciertas!
os circos trashumantes, de lamido perrillo enciclopédico y desacreditados elefantes, me enseñaron la cómica friolera y las magnas tragedias hilarantes.
Este flujo por traducir todo lo insignificante, todo lo inútil, todo lo bajo; esta pasión por los romances de menor cuantía, donde no falta una condesa que viva amancebada con su criado, ni Adriana de Cardoville que no cierre la cortina sobre ella y su príncipe Djalma; estos romances cuyo protagonista ha de hacer mil trampas y picardías; estas obras magnas de comer y beber con mujeres de ruin fama; esto de no acostarse hasta las dos de la mañana, ni levantarse hasta las doce; todo esto es escoria, amigos míos: de ella no sacaremos jamás un grano de oro, por mucho que seamos avisados en la alquimia de la sociedad humana.
En la manufactura, la restauración de los viejos gremios, y en el campo, la implantación de un régimen patriarcal: he ahí sus dos magnas aspiraciones.
Todos volvemos hoy los ojos a Italia como ayer los volvíamos a Francia, porque la Humanidad tiene derecho de apropiarse las fechas magnas.
Una tempestad es más bella que una locomotora. Señálanse por sus desbordes y turbulencias las obras que arrancan derechamente de lo profundo de las almas magnas.