magnífico

(redireccionado de magnífica)
También se encuentra en: Sinónimos.

magnífico, a

(Del lat. magnificus.)
1. adj. Que produce admiración por ser muy bello o suntuoso vive en una magnífica casa; admiramos un paisaje magnífico. espléndido, maravilloso
2. Que tiene unas cualidades excelentes es un cocinero magnífico; nos hizo un tiempo magnífico. admirable pésimo
3. Que actúa con generosidad es magnífico con sus amigos, siempre dispuesto a ayudar. generoso
4. s. m. Tratamiento honorífico que se da a un rector de universidad.

magnífico

 
adj. Espléndido, suntuoso.
Excelente, admirable.
Liberal, generoso.

magnífico, -ca

(mag'nifiko, -ka)
abreviación
1. que tiene gran tamaño y lujo una casa magnífica
2. que está dotado de singular excelencia una comida magnífica
3. persona que tiene grandes cualidades un magnífico cineasta
4. cosa que es digna de admiración Has realizado una magnífica labor.
Sinónimos

magnífico

, magnífica
Traducciones

magnífico

großartig, herrlich

magnífico

عَظِيمٌ

magnífico

velkolepý

magnífico

storslået

magnífico

suurenmoinen

magnífico

veličanstven

magnífico

壮大な

magnífico

웅장한

magnífico

prachtig

magnífico

storartet

magnífico

wspaniały

magnífico

magnífico

magnífico

magnifik

magnífico

สง่างาม

magnífico

harika

magnífico

tráng lệ

magnífico

宏伟的

magnífico

ADJmagnificent, wonderful
es un jugador magníficohe's a magnificent o wonderful player
tenemos un magnífico profesorwe have a magnificent o wonderful teacher
Ortega estuvo magníficoOrtega was magnificent
¡magnífico!excellent!, splendid!
rector magnífico (Esp) (Univ) → honourable Chancellor, honorable Chancellor (EEUU)
Ejemplos ?
Aparece, y desaparecen, y por sus correspondientes apariencias Transformacion magnífica de Apoteósis al son de un himno triunfal á órgano y orquesta.
Por lo demás, el color, el dibujo, la composición, todo revelaba un genio de primer orden. - Maestro, ¿de quién puede ser esta magnífica obra?
Cuando penetró Joseíto en la habitación y vio a Rosario sentada en la mecedora, luciendo parte del brazo de intensa blancura y ceñido en la muñeca por anchas pulseras doradas; cruzadas las piernas de modo que dejaba ver el nacimiento de la pantorrilla que amenazaba hacer estallar la finísima media, y que ponía de relieve la magnífica redondez del muslo; libre la redonda garganta que ceñía un collar dorado, cuyos dijes reposábanle sobre la retadora curva del arrogante seno; cuando vio de aquel modo Joseíto a la Carabina, sintió algo que se le ponía sobre el corazón, y, tras algunos instantes de silencio y de mirar a Rosario como un náufrago la playa, exclamó trémulo y emocionado: -¡Ay, comadre de mi vía!
La tuya, al contrario, una magnífica sabiduría y rica de las esperanzas más bellas, como lo atestiguan el brillo con que luce desde tu juventud y el aplauso que más de treinta mil griegos acaban de tributarle.
Cuenta la leyenda que anida en Arabia, y que cada cien años se da la muerte abrasándose en su propio nido; y que del rojo huevo sale una nueva ave Fénix, la única en el mundo. El pájaro vuela en torno a nosotros, rauda como la luz, espléndida de colores, magnífica en su canto.
Fijóse el día de la boda, y la víspera hubo grandes iluminaciones en la ciudad, repartiéronse bollos de pan y rosquillas, los golfillos callejeros se hincharon de gritar «¡hurra!» y silbar con los dedos metidos en la boca... ¡Una fiesta magnífica!
Cual frente a plata estaño, o cobre a oro, amapola campestre frente a rosa, blanco sauce a laurel siempre coloro, cristal pintando a piedra que es preciosa; aquella a quien no aún nacida honoro, será frente a cualquiera que famosa sea por su belleza, o su prudencia u otra cualquier magnífica excelencia.
La reina se hincó de rodillas y, levantando su magnífica corona, imploró: -¡Quédate con ella, pero unta a mi esposo y a los cortesanos!
La noche era magnífica, y la atmósfera, quieta y diáfana; brillaban las estrellas en un cielo de luna nueva; ésta se veía como una bola de color grisazulado ribeteada de oro.
Para los pequeñuelos había vida en aquel bastón; no bien se hubieron montado en él, el reluciente pomo se convirtió en una magnífica cabeza de caballo, con larga y negra melena ondulante, y de la caña salieron cuatro patas esbeltas y vigorosas; el animal era robusto y valiente.
Lo mismo sospecho que sucede en lo que decís, que el sabio no puede recibir injuria ni afrenta; proposición hermosa y magnífica a las primeras apariencias.
En todos los campos de aquellos contornos crecían cereales, tanto centeno como cebada y avena, esa magnífica avena que, cuando está en sazón, ofrece el aspecto de una fila de diminutos canarios amarillos posados en una rama.