magistratura

(redireccionado de magistraturas)

magistratura

1. s. f. DERECHO Profesión o cargo de magistrado.
2. DERECHO Tiempo que dura el cargo o ejercicio de un magistrado su magistratura finaliza este año.
3. DERECHO Conjunto o grupo de los magistrados.
4. magistratura de trabajo DERECHO Órgano de la administración de justicia española, con jurisdicción autónoma para entender de los conflictos laborales.

magistratura

 
f. der. Dignidad y cargo de magistrado.
Tiempo que dura su ejercicio.
Conjunto de los magistrados.
Tribunal integrado por representantes de los asalariados y los empresarios, encargado de resolver los litigios de tipo profesional.

magistratura

(maxistɾa'tuɾa)
sustantivo femenino
1. cargo del funcionario encargado de administrar justicia en los tribunales superiores superior de la magistratura
2. tiempo que dura ese cargo La magistratura dura tres años.
3. conjunto de magistrados la magistratura penal
Traducciones

magistratura

magistratura

magistratura

Justiz

magistratura

السلطة القضائية

magistratura

Sądownictwo

magistratura

司法机构

magistratura

司法機構

magistratura

司法

magistratura

rättsväsendet

magistratura

ตุลาการ

magistratura

SF (= cargo) → magistracy, judgeship; (= jueces) → judges pl, magistracy
alta magistraturahighest authority
Magistratura de trabajoindustrial tribunal
Ejemplos ?
Sus antepasados habían mostrado mucha previsión al asegurarse de que las magistraturas plebeyas no estuviesen abiertas a los patricios; de lo contrario, deberían haber tenido a patricios como tribunos de la plebe, pues tan insignificantes eran a ojos de su propio orden que eran menospreciados por los plebeyos tanto como por los patricios.
El Tribunal Constitucional estará compuesto por quince magistrados, un tercio de los cuales será nombrado por el Presidente de la República, otro tercio por el Parlamento, en sesión conjunta, y el tercio restante por las supremas magistraturas ordinaria y administrativas.
¿Por qué, entonces, debería, tras haber sido subyugado y rescatado como si estuviese entre bandidos, ver a los plebeyos detentar magistraturas, o contemplar a un Sicinio en el poder?
Enfrentando sus acusación con otras, hizo recaer sobre los tribunos y toda la plebe la culpa por la condena y muerte de Tito Menenio; el hijo, les recordó, del hombre por cuyos esfuerzos los plebeyos habían recuperado su posición en el Estado y disfrutaban ahora de aquellas magistraturas y leyes que les permitían mostrase crueles y vengativos.
Los cónsules, nada intimidados por la condena de Menenio o el peligro en que había estado Servilio, se resistieron con la mayor violencia. Al cesar en sus magistraturas, el tribuno Genucio les procesó.
No existía ni el poder ni el nombre de dictador; tuvo su origen en el Senado. No había tribunos de la plebe, ni ediles, ni cuestores; se decidió que debían crearse esas magistraturas.
Al final, cuando cada noticia que llegaba era más alarmante que la anterior y los cónsules rechazaban aceptar la autoridad del Senado, Quinto Servilio Prisco, que había desempeñado las más altas magistraturas del estado con distinción, exclamó: "¡Tribunos de la plebe!
Y así, cónsules, los plebeyos están listos para seguiros a esas guerras, sean reales o imaginarias, a condición de que al restaurar el derecho a los matrimonios mixtos por fin se una esta república, que puedan unirse con vosotros por lazos familiares, que la esperanza de alcanzar altas magistraturas se afirme para los hombres de capacidad y energía, que esté abierto para ellos el asociarse a vosotros compartiendo el gobierno, y (lo que es la esencia de la justa libertad) regir y obedecer cuando corresponda, en la sucesión anual de magistrados.
Artículo 147.- El Consejo de la Magistratura, regulado por una ley especial sancionada por la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de la Cámara de los Diputados tendrá a su cargo la selección de los magistrados y la administración del Poder Judicial. Serán sus atribuciones: 1- Seleccionar mediante concursos públicos los postulantes a las magistraturas inferiores.
Al pueblo se dirige la promesa y la amenaza; el pueblo es el que acepta y sanciona la ley; el pueblo es el que rompe en tumultos y rebeliones, el que levanta ídolos y los adora, el que quita jueces y pone reyes, el que se entrega a supersticiones y agüeros, el que bendice y maldice a un tiempo mismo a sus profetas, el que ya los levanta sobre todas las magistraturas, ya los destroza con atrocísimos tormentos; el que magnifica al Dios de Israel y recibe con himnos de alabanza a los dioses egipcios y babilonios; el que, puesto en el trance de escoger las iras del Señor y sus misericordias, en el ejercicio de su voluntad soberana renuncia a sus misericordias y va delante de sus iras.
Las cátedras, las magistraturas, la dirección de los institutos científicos, la jefatura de las reparticiones y, en una palabra, todos los cargos públicos, se conceden a los cortesanos con prescindencia de integridad y de ilustración.
Colocada entre las supremas magistraturas y sus súbditos, reprimió el abuso del poder y la licencia de los pueblos; y de aquí es que en las crisis peligrosas de los estados fue el ultimo recurso del orden público en medio de la impotencia de las leyes.