Ejemplos ?
El otro tipo de narrador oral es el ocasional, que narra con la carencia de la magistralidad del anterior, aunque guarda en gran parte de su sabiduría, las tradiciones ancestrales de su pueblo.
La canción Quimey Neuquén es sin dudas la más conocida bajo el ritmo de loncomeo, tanto por su letra que describe con magistralidad el sentir patagónico como por su melodía inconfundible e inolvidable.
Destacan la sobriedad de Felix Mendelssohn, la magistralidad de entender el vals en Richard Strauss y sobre todo la genialidad de Richard Wagner.
La verdadera magistralidad aquí está en la actuación, y eso incluye a casi todos los demás en la película especialmente a Adams, cuya calidad de chica de reparto se utiliza en la película para darle un efecto subversivo».