maduro


También se encuentra en: Sinónimos.

maduro, a

(Del lat. maturus.)
1. adj. Que está en sazón la fruta madura es más dulce. verde
2. Que se comporta con juicio y prudencia aunque es joven, es muy maduro. inmaduro
3. Que ya ha pasado la juventud y aún no se considera viejo su madre es una señora madura. adulto
4. Se refiere al tumor, furúnculo o grano que se encuentra a punto de abrirse.

maduro, -ra

 
adj. Que está en sazón.
Juicioso, prudente.
Entrado en años.

maduro, -ra

(ma'ðuɾo, -ɾa)
abreviación
1. fruto que ha completado su desarrollo un plátano maduro
2. persona que ha superado la juventud pero aún no entra en la vejez El profesor es un hombre maduro.
3. que se considera propio de las personas de esta edad Debes afrontar tus problemas con una actitud madura.
4. persona que se comporta de manera seria y prudente un gobernante maduro
5. persona que ha alcanzado el punto óptimo de desarrollo en su actividad un poeta maduro
6. cosa que ha alcanzado un estado propicio para algo una idea madura
Traducciones

maduro

ripe, mature

maduro

mûr

maduro

maturo

maduro

vyspělý, zralý

maduro

moden

maduro

reif

maduro

kypsä

maduro

zreo

maduro

成熟した, 熟した

maduro

성숙한, 여문

maduro

moden

maduro

dojrzały

maduro

maduro

maduro

mogen

maduro

โตเต็มที่, สุก

maduro

olgun

maduro

chín, trưởng thành

maduro

成熟

maduro

A. ADJ
1. [fruta] → ripe
poco madurounderripe
2. [persona, carácter] → mature
de edad maduramiddle-aged
el clima no está maduro para esas negociacionesthe climate is not ripe for such negotiations
el divieso está madurothe boil is about to burst
B. SM (Colombia) → plantain

maduro-a

a. mature, ripened.

maduro -ra

adj mature; (fruta) ripe
Ejemplos ?
Hugo Chávez: Y sobre todo para asumir el nuevo período para el cual fui electo por ustedes, por la gran mayoría de ustedes, si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela.
No le extrañe que de repente aparezca a las 6 de la mañana Nicolás Maduro, inspección imprevista y un equipo, como esta mañana amaneció la ministra Carmen, Carmen Meléndez por allá en el estado Falcón con un equipo; de allá me llamó, un helicóptero ¡tu, tu, tu, tu!
Su meta común apuntaba a acelerar las transformaciones socioeconómicas desde la óptica de un liberalismo maduro, y por lo tanto menos radical, en gran medida despojado de rasgos utópicos, aunque no de las seculares aspiraciones democráticas asociadas a las fórmulas libertarias de los discípulos del racionalismo y la ilustración.
Las diversas medidas que se iniciarán, después de minucioso y maduro estudio de todos los elementos del problema, tendrán por objeto fundamental garantizar mejor la independencia de los tribunales, mediante una escrupulosa selección de personal y el aumento en la duración de sus funciones, a la vez que hacer efectivas las responsabilidades en que incurran dichos funcionarios, estableciendo procedimientos y penas que hagan eficaces esas responsabilidades.
Si a ello añadimos el afán por la simplificación, nos explicamos las exageraciones que han surgido y la contienda, que con escenario artificial, sin base alguna de sustentación, se ha montado; hay una sustitución rápida, violenta de los adultos y los viejos, a quienes se les manda a su casa por los adolescentes, los casi niños. Lo prematuro está sucediendo a lo maduro o demasiado maduro.
Hugo Chávez: Buenas noches Venezuela, buenas noches a todo el pueblo venezolano, desde este querido recinto, el llamado Despacho uno, de la Presidencia de la República aquí al lado del Vicepresidente Nicolás Maduro...
Al respecto, porque no quiero alargar mucho estas palabras, ya son casi las diez de la noche, al respecto, como está previsto en la Constitución, allí está todo previsto, una vez que se me autorice salir del país, pues es el vicepresidente, el compañero Nicolás Maduro, un hombre revolucionario a carta cabal, un hombre de una gran experiencia, a pesar de su juventud; de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad para el trabajo, para la conducción de grupos, para manejar las situaciones más difíciles.
Pero la orientación general, tanto del liberalismo romántico como del maduro, la resume Alberdi cuando critica lo errores cometidos desde la independencia en un juicio lapidario: “No es hacer lo que hacen Francia y los Estados Unidos, sino lo que nos manda a hacer la doble ley nuestra y de nuestro suelo: Seguir el desarrollo es adquirir una civilización propia, aunque imperfecta, y no copiar las civilizaciones extranjeras, aunque adelantadas”.
Jóvenes Como viuda la vid que en el desnudo campo nace nunca ella se eleva, nunca benigna uva cría, 50 sino su tierno cuerpo doblegando a su inclinado peso ya, ya toca con la raíz lo más alto de su flagelo; a ella no hay un agricultor, no hay que la honre un novillo: mas si acaso la misma ha sido a un marido olmo uncida, muchos agricultores a ella, muchos novillos la honraron: 55 así la virgen, mientras intacta sigue estando, mientras, descuidada envejece. Cuando un apto matrimonio a su maduro tiempo ella se ha procurado, cara al marido más, y menos es enojosa al padre.
Se entregó, pues, al amor de su pequeño Jehan con la pasión de un carácter maduro ya, ardiente y concentrado; aquella frágil criatura, bonita, rubia, sonrosada y de cabellos rizados, aquel huerfanito sin más apoyo que el de otro huérfano le conmovió hasta el fondo de sus entrañas y, acostumbrado como estaba a pensar, reflexionó mucho acerca de Jehan y con un cariño infinito.
Este era ya todo un hombre maduro que había crecido bajo la vigilancia cariñosa de su madre y había sido educado en los más altos conocimientos y tradiciones toltecas.
No le recomiendo a nadie que sea Vicepresidente de la República, no le recomiendo a nadie. Por eso quiero que le demos un aplauso de apoyo, de estímulo, al nuevo Vicepresidente, que es Nicolás Maduro.