madrugar

(redireccionado de madrugadas)
También se encuentra en: Sinónimos.

madrugar

(Del lat. vulgar maturicare < maturare , acelerar, hacer madurar.)
1. v. intr. Levantarse una persona muy temprano por la mañana mañana tendrás que madrugar para coger el avión. mañanear
2. Ponerse una persona a hacer una cosa sin perder tiempo o anticipándose a otras si madrugas en el trabajo, podrás hacer fiesta el viernes por la tarde. adelantar
NOTA: Se conjuga como: pagar

madrugar

 
intr. Levantarse temprano.
fig.Ganar tiempo, ser diligente.
fig. y fam.Adelantarse a ganar por la mano al que quiere hacer algún daño o agravio.

madrugar

(maðɾu'γaɾ)
verbo intransitivo
1. trasnochar levantarse muy temprano Habitualmente madrugaba para que el día le rindiera más.
2. ocurrir algo muy pronto o antes de lo esperado La floración madrugó este año.

madrugar


Participio Pasado: madrugado
Gerundio: madrugando

Presente Indicativo
yo madrugo
tú madrugas
Ud./él/ella madruga
nosotros, -as madrugamos
vosotros, -as madrugáis
Uds./ellos/ellas madrugan
Imperfecto
yo madrugaba
tú madrugabas
Ud./él/ella madrugaba
nosotros, -as madrugábamos
vosotros, -as madrugabais
Uds./ellos/ellas madrugaban
Futuro
yo madrugaré
tú madrugarás
Ud./él/ella madrugará
nosotros, -as madrugaremos
vosotros, -as madrugaréis
Uds./ellos/ellas madrugarán
Pretérito
yo madrugué
tú madrugaste
Ud./él/ella madrugó
nosotros, -as madrugamos
vosotros, -as madrugasteis
Uds./ellos/ellas madrugaron
Condicional
yo madrugaría
tú madrugarías
Ud./él/ella madrugaría
nosotros, -as madrugaríamos
vosotros, -as madrugaríais
Uds./ellos/ellas madrugarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo madrugara
tú madrugaras
Ud./él/ella madrugara
nosotros, -as madrugáramos
vosotros, -as madrugarais
Uds./ellos/ellas madrugaran
yo madrugase
tú madrugases
Ud./él/ella madrugase
nosotros, -as madrugásemos
vosotros, -as madrugaseis
Uds./ellos/ellas madrugasen
Presente de Subjuntivo
yo madrugue
tú madrugues
Ud./él/ella madrugue
nosotros, -as madruguemos
vosotros, -as madruguéis
Uds./ellos/ellas madruguen
Futuro de Subjuntivo
yo madrugare
tú madrugares
Ud./él/ella madrugare
nosotros, -as madrugáremos
vosotros, -as madrugareis
Uds./ellos/ellas madrugaren
Imperativo
madruga (tú)
madrugue (Ud./él/ella)
madrugad (vosotros, -as)
madruguen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había madrugado
tú habías madrugado
Ud./él/ella había madrugado
nosotros, -as habíamos madrugado
vosotros, -as habíais madrugado
Uds./ellos/ellas habían madrugado
Futuro Perfecto
yo habré madrugado
tú habrás madrugado
Ud./él/ella habrá madrugado
nosotros, -as habremos madrugado
vosotros, -as habréis madrugado
Uds./ellos/ellas habrán madrugado
Pretérito Perfecto
yo he madrugado
tú has madrugado
Ud./él/ella ha madrugado
nosotros, -as hemos madrugado
vosotros, -as habéis madrugado
Uds./ellos/ellas han madrugado
Condicional Anterior
yo habría madrugado
tú habrías madrugado
Ud./él/ella habría madrugado
nosotros, -as habríamos madrugado
vosotros, -as habríais madrugado
Uds./ellos/ellas habrían madrugado
Pretérito Anterior
yo hube madrugado
tú hubiste madrugado
Ud./él/ella hubo madrugado
nosotros, -as hubimos madrugado
vosotros, -as hubísteis madrugado
Uds./ellos/ellas hubieron madrugado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya madrugado
tú hayas madrugado
Ud./él/ella haya madrugado
nosotros, -as hayamos madrugado
vosotros, -as hayáis madrugado
Uds./ellos/ellas hayan madrugado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera madrugado
tú hubieras madrugado
Ud./él/ella hubiera madrugado
nosotros, -as hubiéramos madrugado
vosotros, -as hubierais madrugado
Uds./ellos/ellas hubieran madrugado
Presente Continuo
yo estoy madrugando
tú estás madrugando
Ud./él/ella está madrugando
nosotros, -as estamos madrugando
vosotros, -as estáis madrugando
Uds./ellos/ellas están madrugando
Pretérito Continuo
yo estuve madrugando
tú estuviste madrugando
Ud./él/ella estuvo madrugando
nosotros, -as estuvimos madrugando
vosotros, -as estuvisteis madrugando
Uds./ellos/ellas estuvieron madrugando
Imperfecto Continuo
yo estaba madrugando
tú estabas madrugando
Ud./él/ella estaba madrugando
nosotros, -as estábamos madrugando
vosotros, -as estabais madrugando
Uds./ellos/ellas estaban madrugando
Futuro Continuo
yo estaré madrugando
tú estarás madrugando
Ud./él/ella estará madrugando
nosotros, -as estaremos madrugando
vosotros, -as estaréis madrugando
Uds./ellos/ellas estarán madrugando
Condicional Continuo
yo estaría madrugando
tú estarías madrugando
Ud./él/ella estaría madrugando
nosotros, -as estaríamos madrugando
vosotros, -as estaríais madrugando
Uds./ellos/ellas estarían madrugando
Sinónimos

madrugar

intransitivo

madrugar:

clarearamanecer, alborear, mañanear, adelantarse, anticiparse, alborecer,
Traducciones

madrugar

A. VI
1. (= levantarse temprano) (una vez) → to get up early, get up at the crack of dawn; (por costumbre) → to be an early riser
a quien madruga, Dios le ayudathe early bird catches the worm
no por mucho madrugar amanece más tempranotime will take its course
2. (= anticiparse) → to be quick off the mark
3. (= precipitarse) → to jump the gun
B. VT madrugar a algn (= adelantarse) → to get in ahead of sb (CAm) (= matar) → to bump sb off
Ejemplos ?
Simple clase de Historia, clara como una mañana sencilla como el día de la primera novia, sueño de las primeras madrugadas, simple clase de Historia, como un día domingo, con misa de ocho y ropa almidonada, clase de Historia que nos cuenta el día en que venían las carabelas de España, mientras, ajeno a todo lo que del mar viniera, para su novia, por los montes, buscaba flores Sorocaima.
Tu barro suena a plata, y en tu puño su sonora miseria es alcancía; y por las madrugadas del terruño, en calles como espejos, se vacía el santo olor de la panadería.
Besa la niebla de las madrugadas de mis balcones el cristal; solfea el reló cinco campanadas como un arpegio digital. ¡Silencio matinal!
La gran sala que atravesamos tenía abiertas de par en par las tres puertas de su inmenso balcón; el sol entraba ya por ella, iluminando todo el larguísimo y espacioso carrejo que terminaba en la escalera; se oía el cuchareteo y hervor de la cocina que empezaba a animarse por la solemnidad del día, y se respiraba en toda la casa un ambiente especial, una atmósfera pura y embalsamada, que sólo se respira en el campo de la Montaña en las madrugadas de verano, al secar el sol el fresco rocío sobre las flores de las praderas.
Enseñóme también la casa de su amiga, y con esto se escusó la venida de su criada al Matadero, porque yo le llevaba las madrugadas lo que él había hurtado las noches.
Los diamantes se irisan y brillan como gotas de luz; semejan pedazos del cielo del trópico en las noches consteladas los oscuros zafiros; tú, rubí, ardes como una cristalización de sangre; las esmeraldas ostentan en sus cristales luminosos los verdes diáfanos de los bosques de mi tierra; tenéis vosotros, topacios y amatistas que ornamentáis los gruesos anillos episcopales, coloraciones suaves del cielo en las madrugadas de primavera, son azulinas, sonrosadas y verde pálidas las llamas que arden entre tu leche luminosa, ópalo cambiante; crisoberilos: vosotros brilláis con áureo brillo, como los ojos fosforescentes de los gatos, y quién dirá la delicia que procuráis a quien os mira, ¡oh, perlas!
Refiere todas sus habilidades: sabe lavar y planchar. Compone un guiso con cuatro piedras y un "güeso"; lo condimenta con madrugadas y tareas.
¡Felices las vísperas, porque ellas no han llegado todavía y no han de llegar jamás a la hora de los días definibles! ¡Felices las madrugadas, porque nadie puede tocarlas ni decir nada de ellas, aunque encoven soles maléficos!
Horas de infinito recogimiento en que medito en el plan que ha de inmortalizar mi memoria, lecturas de Shakespeare y de Milton, en el silencio de las madrugadas insomnes, ¡cuán lejos estáis del brutalismo gozador de mis noches parisienses en que, tras de una cena de langosta a la americana y champaña extra dry, la alcoba de la Orloff oía mis gritos de salvaje voluptuosidad y su cuerpo delicado se lastimaba estrujado por mis manos gozadoras!...
¡Oh madrugadas rosas, olientes a campiña y a flor virgen; entonces estaba el alma niña y el canto de la boca fluía de repente y el reír sin motivo era cosa corriente!
Recuerdo madrugadas, fines de semanas enteros aquí sancionando el ajuste permanente; "lo pide el Fondo si no se acaba todo" era la frase que más escuchábamos en aquellos días.
Nos levantábamos al alba; la mañana inundada de sol, el aire lleno de emanaciones balsámicas, los árboles, frescos y contentos; el espacio abierto a todos rumbos, nos hacían recordar con horror las negras madrugadas del Colegio, el frío mortal de los claustros sombríos, el invencible fastidio de la clase de estudio.