madrastra

madrastra

1. s. f. Mujer del padre respecto de los hijos llevados por éste al matrimonio, y habidos en otro anterior no se lleva nada bien con su madrastra.
2. despectivo Madre que trata mal a sus hijos es una madrastra con ellos .

madrastra

 
f. Mujer del padre respecto de los hijos que este tiene de un matrimonio anterior.
fig.Cosa molesta o dañosa.

madrastra

(ma'ðɾastɾa)
sustantivo femenino
esposa del padre de una persona que no es su madre biológica Mi madrastra es muy buena con nosotros.
Traducciones

madrastra

Stiefmutter

madrastra

stepmother

madrastra

matrigna

madrastra

nevlastní matka

madrastra

stedmor

madrastra

μητριά

madrastra

äitipuoli

madrastra

belle-mère

madrastra

maćeha

madrastra

継母

madrastra

의붓어머니

madrastra

stiefmoeder

madrastra

stemor

madrastra

macocha

madrastra

madrasta

madrastra

мачеха

madrastra

styvmor

madrastra

แม่เลี้ยง

madrastra

üvey anne

madrastra

mẹ kế

madrastra

继母

madrastra

繼母

madrastra

החורגת

madrastra

SFstepmother

madrastra

f. stepmother.

madrastra

f stepmother
Ejemplos ?
Pero después de que la tierra de crimen se imbuyó indecible, y la justicia todos de su deseosa mente ahuyentaron, inundaron sus manos de fraterna sangre los hermanos, desistió a sus extinguidos padres el nacido de llorar, 400 deseó su genitor los funerales de su primogénito hijo, para, libre, de la flor apoderarse de una doncella madrastra, y la madre, sometiéndose ella, impía, a su ignorante hijo, impía, no temió mancillar los divinos penates.
Mi madrastra respondía perfectamente a la mala opinión que se tenía de ella, y lo primero que hizo en su nueva casa fue intentar seducirme, cosa que no logró, pues supe resistir a su intento.
El hecho me sorprendió, pues no había oído dar las otras horas. Pero en seguida se abrió la puerta y vi entrar a mi madrastra, en camisón de noche, y llevando una palmatoria en la mano.
Seguidme. »Mi madrastra no me dejó tiempo para contestarla. Tomándome de la mano me condujo, de corredor en corredor, hasta que llegamos a una puerta, en donde Camila se puso a mirar por el ojo de la cerradura.
23 Furio, que ni siervo tienes ni arca, ni chinche ni araña ni fuego, pero tienes padre y también madrastra, cuyos dientes bien un pedernal comerse pueden: te va pulcramente a ti con tu padre y con el leño de esposa de tu padre.
-Así es -respondió el mediano-, pero yo he dicho verdad en lo que he dicho, porque mi tierra no es mía, pues no tengo en ella más de un padre que no me tiene por hijo y una madrastra que me trata como alnado; el camino que llevo es a la ventura, y allí le daría fin donde hallase quien me diese lo necesario para pasar esta miserable vida.
El remendón no acaba de enterarse, por que Tista, por instinto de hidalguía y por temor de su madrastra, trata de tergiversarle los hechos.
Cuando regresó a casa se encontraba tan cansada que no pudo volver a pensar en golpear a Isabeau. Al día siguiente fue Pierre a ver a su prometida, y ella envió otra vez a su madrastra a contar sus coles.
Pero Pierre, que era de natural inconstante, se cansó pronto de tantas facilidades, y al tercer día le dijo a la joven: - Pues es una pena que tengas que enviar a tu madrastra a contar coles.
Pero acababan de reunirse apenas cuando vieron a Séraphine armada con un bastón: huyeron, pero la madrastra alcanzó a la pobre Isabeau y le golpeó sin piedad.
-Sea en buen hora -dijo el otro-, y en merced muy grande tengo la que vuesa merced me ha hecho en darme cuenta de su vida, con que me ha obligado a que yo no le encubra la mía, que, diciéndola más breve, es ésta: «yo nací en el piadoso lugar puesto entre Salamanca y Medina del Campo; mi padre es sastre, enseñóme su oficio, y de corte de tisera, con mi buen ingenio, salté a cortar bolsas. Enfadóme la vida estrecha del aldea y el desamorado trato de mi madrastra.
¡La joven España, la hermana nuestra, porque venimos de un mismo siglo, se burla de la España vieja, la madrastra nuestra: ¿y nosotros no tenemos el derecho de burlarla ?